Análisis de Crashbots


Uno de los juegos propios de los móviles son los conocidos como ‘endless run’. En este tipo, nuestro único objetivo y límite será avanzar por un mapa poniendo a prueba nuestras habilidades. En el caso de Crashbots, tenemos un juego en el que la calidad lo ha llevado a Xbox One, en el que tendremos un modo sin límite y otro más sencillo y con fin.

El juego es bastante sencillo y no cuenta con ningún tipo de historia, por lo que toda nuestra atención se encuentra en el juego. Tendremos seis zonas totalmente diferentes en las que debemos sobrevivir mientras obtenemos puntos y completamos desafíos. Nos meteremos en la piel de un robot donde la energía será un bien escaso en nuestra aventura y debemos aprovecharla lo mejor posible.

De entrada, el concepto del juego resulta bueno, y es que el hecho de que tengamos que controlar la energía de nuestro personaje es una gran idea. Por desgracia, el juego de Sometimes You tiene una serie de fallos que más que ayudar, entorpecen la experiencia de juego. 


Apartado técnico

Es un juego sencillo, sin mucha complicación gráfica pero con diferentes detalles en cada uno de los mundos. Principalmente todo elemento que veamos en pantalla es propenso a que interactuemos con él, y nos quite energía de paso. Los enemigos a los que nos enfrentemos serán muy variados, pasando desde arañas gigante más extrañas que otra sensación a pequeños robots que nos harán volver al inicio.

Crashbots

El juego tiene una serie de fallos que hacen que resulte más frustrante de lo que debería. Un ejemplo de esto es que si desbloqueamos a uno de los robots disponibles, puede que se quede el mensaje en pantalla mientras avanza el juego, lo que nos impide ver. Podremos arreglarlo reiniciando el juego, no es algo que debería ocurrir cuando veremos este mensaje varias veces en el juego.

Análisis de Crashbots

Otro de los fallos que puede que suframos es con estos enemigos que nos mandan muy atrás con sus golpes. Puede darse el caso de que nuestro robot deje de mostrarse en pantalla y no veamos que hace nuestro personaje. Más aún, otra opción es que no le afecte ningún golpe ni nada hasta que no pulsemos alguno de los botones del mando.

Una de las ventajas de que el juego sea un ‘endless run’, es que no hace falta entender mucho para poder jugar. No hay historia, por lo que el idioma no supone un problema, aunque solo se encuentra disponible en inglés Con un tutorial tan sencillo como el de este juego, es algo más anecdótico que problemático.


Jugabilidad

Jugar a este juego es bastante sencillo. Es importante saber que el botón A activa el propulsor, el B nos desliza por el suelo, con el gatillo disparamos nuestra arma y con el stick nos movemos de izquierda a derecha. Si bien los controles no son muy complicados, y resulta fácil aprendérselos, sufriremos una serie de problemas que harán el juego innecesariamente difícil.

El mando no va a hacernos caso en todo momento, o más concretamente, el movimiento. En más de una ocasión, hemos intentado cambiar alguno de los carriles para esquivar a algún enemigo y no ha funcionado como se esperaba. Esto ha provocado algún golpe que no debía haber ocurrido, con la consecuente perdida del nivel.

Además, cada vez que empecemos un nivel, no sabremos la velocidad de nuestro personaje, y es que algo que debería ser fijo no lo será (suponemos que por un fallo). Habrá ocasiones donde el robot vaya a una velocidad, y en otras sin ningún tipo de potenciador vaya más rápido, haciéndolo más difícil de lo que en inicio es.

Todas nuestras acciones consumirán energía. Lo que menos consume es el movimiento, seguido de los disparos de nuestra arma. Por el contrario, si nos chocamos con algún objeto o enemigo, es fácil que no lleguemos al final con energía y toque reiniciar el nivel. Sin duda, es una de las mejores mecánicas del juego, y que está muy bien realizada.

Crashbots

En cada uno de los niveles tendremos que obtener 3 estrellas y cumplir 3 misiones para obtener el 100%. Estas misiones pueden ir desde romper todas las cajas, hasta completar el nivel en un tiempo determinado o acabarlo con una cantidad de energía concreta. Sin lugar a dudas, esto incita a repetir los niveles, y no son objetivos imposibles, aunque tampoco serán un paseo.

Otro de los problemas que encontraremos en el juego, es que si no hemos podido golpear un objeto y nos chocamos, nuestro personaje se levantará cerca de este. En estos momentos pueden ocurrir dos cosas, en función de la aleatoriedad. Puede ser que en nuestro siguiente disparo la golpeemos y rompamos, permitiéndonos avanzar, o que por el contrario el disparo ignore este obstáculo y se vuelva un bucle.

A nuestro robot tendremos que mejorarlo utilizando las monedas que obtendremos para hacerlo más poderoso y resistente. Si aún así vemos que nos quedamos cortos, en los niveles del modo normal tendremos una pieza del robot. Entre los primeros 24 niveles puede aparecer una pieza de robot por mundo, que si obtenemos 5 desbloquearemos a uno con otras habilidades.

Si hemos acabado este modo o alguna de las misiones disponibles pide el modo endless, nos encontraremos con un mapa del mundo que queramos donde todo se generará al momento. El único limite será lo que aguantemos, y nos encontraremos estrellas, cajas, obstáculos, enemigos y mucho más. Sin duda, un modo divertido que visitaremos para completar todas las misiones.

Crashbots


Duración

Este es uno de los mejores puntos del juego, y es que si bien es cierto que tiene un modo de juego finito, podremos jugar todo lo que queramos, hasta ver cuanto podemos aguantar sin que nuestro robot muera. Esto unido a las diferentes misiones  nos darán muchas horas de entretenimiento, siempre que tengamos paciencia.

Crashbots

En cuanto al modo normal del juego, tenemos 5 mundos con 24 niveles normales y un jefe final. A mayores, tendremos como primer mundo el tutorial donde aprenderemos los diferentes movimientos del robot. Completar este modo, sin tener en cuenta que esté al 100% puede llevarnos unas 8 u 9 horas aproximadamente.


Conclusión

La ideal del juego no es malo. Si es cierto que solemos ver este tipo de juegos en móviles, aunque la idea de los robots con los que atacar y controlar la energía es muy divertido. Aunque nos ofrece muchas horas, lo más probable es que acabemos frustrados y cansados antes de que vaya avanzando.

La cantidad de fallos que nos podemos encontrar en este juego y que nos obligarán a reiniciar el juego de cero, o a morir de forma innecesaria llega a resultar molesto. Al principio veremos como la dificultad de los primeros niveles es más elevada de la que cabría esperar, pero a la hora de la verdad es lo de menos, y es que nos podemos hacer a ello, pero no así a los fallos.

El juego está disponible en la tienda de Xbox por 9,99€ y pesará menos de 1 GB en nuestro disco duro. Si solucionan los juegos, el precio es más que adecuado para todo lo que tiene que ofrecer.

*Gracias a Sometimes You por proporcionarnos el material para la review. 

Análisis de Crashbots
Análisis de Crashbots

Crashbots es un juego endless run que llega a Xbox One para ofrecer horas de diversión, pero que se vuelve frustante y decepcionante con los fallos que tiene.

Puntuación del editor:
2.5
4.2
Frustante

Lo Mejor

  • Muchas horas de juego.
  • Concepto divertido

Lo Peor

  • Control impreciso.
  • Muchos fallos.
  • Frustración a medida que fallamos.
  • Necesidad de reiniciar el juego cuando falla
3 Apartado Técnico
3.5 Jugabilidad
6 Duración
Facebook Twitter E-mail
Pablo Oraa Lopez

Desde pequeño con Nintendo y una Xbox para las grandes horas de juego. Si me tengo que quedar con un juego, Halo 3 conquistó mi corazón.