EA asegura que el cierre de Visceral Games fue una «muerte por compasión»