Los creadores de Children of Morta son acusados de infringir la ley islámica