Análisis de Trine 4: The Nightmare Prince


Aunque hemos empezado una recta final de año con lanzamientos tan importantes como Gears 5, Borderlands 3 o FIFA 20, hay multitud de juegos que están esperando su oportunidad para demostraros que hay más vida más allá de los géneros deportivos, shooter o RPG. Las plataformas vuelven a estar de moda, ya no solo en juegos tipo metroidvania como el reciente Blasphemous, sino también en propuestas más clásicas como Trine 4: The Nightmare Prince.

Si, después de algunos años de espera, la saga Trine vuelve a Xbox para traernos una nueva aventura de la mano de Amadeus el mago, Zoya la ladrona y Pontius el caballero. Aunque es verdad que veréis guiños a la franquicia en esta cuarta entrega, cualquier persona podrá disfrutar de este plataformas en dos dimensiones. En esta entrega, nuestros aventureros tendrán que encontrar a un principe que está aprendiendo a convertirse en mago, el príncipe Selius. Este principe ha desatado un terrible hechizo con el que su pesadillas y temores han conseguido tomar forma en el mundo real, causando el caos allá donde se han propagado. Nuestro objetivo será localizar a Selius y detener toda esta locura antes de que sea demasiado tarde.

¿Conseguirán nuestros héroes salvar al principe Selius? ¿Qué puede ofrecernos Trine 4: The Nightmare Prince con respecto a otros juegos de plataformas? Intentaremos dar respuestas a estas y otras preguntas en nuestro análisis de Trine 4: The Nightmare Prince.


Apartado técnico

La franquicia Trine nació originalmente para Microsoft Windows y se ha ido propagando a diversas plataformas con todo tipo de prestaciones. Sin grandes alardes gráficos pero con un aspecto muy cuidado, esta saga ha sabido desempeñarse a un buen nivel, siendo lo más destacado la abundante paleta de colores que podemos ver en sus variados escenarios. Con Trine 4: The Nightmare Prince no tenemos una excepción, como podréis apreciar en los diferentes niveles del juego. Desde vastos senderos a lo largo de bosques y praderas, así como profundas cuevas y desfiladeros nevados, pasando por mansiones embrujadas o sobrecogedores pantanos, Trine 4 tiene un registro estético muy amplio que hará las delicias de aquellos que huyan de escenarios monótonos.

Por supuesto, de poco serviría tanta variedad y unos gráficos tan cuidados sin una estabilidad acorde, algo con lo que podéis estar tranquilos. Si, Trine 4 se mantiene sin tirones ni saltos durante todo el juego, incluyendo en los combates, donde suele haber más elementos en pantalla. Por supuesto, es algo a esperar, pues como yo os comentamos más arriba, el juego no es un despliegue técnico apabullante, y destaca más por lo colorido que por dejarnos con la boca abierta. No obstante, el conjunto nos deja un gran sabor de boca.

La banda sonora quizá es el apartado que está menos trabajado. No tanto por que sus pistas de sonido sean de mala calidad (ni mucho menos) sino porque en la mayoría de los casos pasan completamente desapercibidas, salvo un par de pistas (como la del menú de inicio, que guarda algunas similitudes con el tema principal de Ori & the Blind Forest). La localización al castellano es algo a destacar, muy bien conseguida para un título de este presupuesto, aunque en una conversación hemos podido apreciar algunas frases en francés.


Jugabilidad

Trine 4: The Nightmare Prince hereda algunas mecánicas jugables de pasadas entregas a la vez que ha sufrido un lavado de cara importante en otras áreas. El punto clave de la jugabilidad sigue siendo el mismo: debemos recorrer intrincados niveles llenos de plataformas y puzzles que tendremos que resolver usando las habilidades únicas de cada personaje. En este caso, Amadeus (el mago) nos proporcionará toda una serie de bloques y elementos que podremos usar para activar interruptores o alcanzar lugares elevados; Zoya (la ladrona) nos ayudará a crear puentes y cruzar abismos con sus cuerdas, a la vez que permite atacar a distancia con su arco; y finalmente Pontius (el caballero) que nos ayudará a derrotar enemigos con su espada, a la vez que activa determinados objetos haciendo uso de su escudo.

Trine 4: The Nightmare Prince

Combinar las habilidades de nuestros aventureros será algo fundamental para progresar en Trine 4: The Nightmare Prince

Primero tendremos acceso a una o dos habilidades con cada personaje, aunque pronto podremos aumentar esa cantidad usando puntos de experiencia que recogeremos por el nivel o cuando derrotemos enemigos. Tendremos un pequeño y escueto árbol de habilidades con cada uno de nuestros héroes, que nos permitirá ir activando poco a poo nuevas habilidades. Aunque no deja de ser un juego de plataformas, consideramos que este apartado podría haberse explotado algo más, ya que aunque al principio despierta algo de interés, pronto se queda en algo anecdótico. Lo mismo podría decirse de las habilidades de combate de nuestros aventureros, que con la excepción de algunos ataques de Zoya, la mayor parte de los combates los resolveréis machacando el botón X con Pontius. Sin duda, un sistema de progresión y de combate bastante monótonos.

Trine 4: The Nightmare Prince

Para poder usar algunas habilidades, tendréis que avanzar en la historia

No obstante, la mayor parte de vuestro tiempo en Trine 4: The Nightmare Prince la pasaréis resolviendo diferentes puzzles. Al principio seréis capaces de resolver estos acertijos con soltura e incluso premura. Sin embargo, a medida que avancéis en los diferentes Actos de los que consta el juego, la cosa se irá complicando. Tendréis que usar vuestro ingenio o la ayuda de algún amigo más espabilado para que os eche una mano. Si, el punto más interesante de Trine 4 es su faceta cooperativa, tanto local como online, de hasta 4 jugadores.

Trine 4: The Nightmare Prince

En modo cooperativo, los puzzles varían ligeramente para adaptarse a la cantidad de jugadores

Tanto si elegís el modo clásico (cada jugador maneja su propio héroe pero nunca los 3 a la vez) como si elegís el modo ilimitado (cada jugador puede manejar a los 3 héroes al mismo tiempo), el juego se adaptará a vosotros. Todos los puzzles del juego tendrán diversas variantes en función de la cantidad de jugadores que estén jugando de manera cooperativa, asegurando la frescura de los niveles incluso después de haberlos completado una o dos veces. Por supuesto, jugando en modo cooperativo las risas están aseguradas y es la mejor manera de disfrutar de este juego.

Trine 4: The Nightmare Prince

Algunos de los puzzles os obligarán a coordinaros de la mejor manera posible

De todas formas, que no cunda el pánico si os atrancáis en alguna parte del nivel, pues el propio juego te ofrece al comenzar la partida la posibilidad de configurar consejos si tardáis más de un tiempo determinado a la hora de solventar una situación. Si ligamos esto con la abundante cantidad de puntos de control que tenemos en un mismo nivel, la facilidad a la hora de empezar o repetir determinadas partes de algunos niveles es todo un lujo del que muchos videojuegos de plataformas deberían aprender.

Trine 4: The Nightmare Prince

El menú de selección de nivel es muy intuitivo y cómodo


Duración

Trine 4: The Nightmare Prince no es un juego largo, así que es una buena opción si queréis incarle el diente para despejaros de propuestas más ambiciosas (como las que han ido saliendo a lo largo de septiembre, sin ir muy lejos). Completar los 5 actos de la historia (con una media de 4 niveles en cada uno de ellos) os llevará unas 8-10 horas de juego, y eso yendo al grano.

No solo podréis recoger puntos de experiencia en estos niveles, también tendréis una selección de coleccionables que contarán parte de la historia del juego y que son indispensables si buscáis conseguir el 100%. Será precisamente el objetivo de aquellos que busquéis conseguir todos los logros del juego, que se centran precisamente en este aspecto. Si cumplís estos objetivos secundarios, difícil será que el cómputo de horas no ascienda a las 20 horas (sin contar las horas que podáis echar al modo cooperativo).

Trine 4: The Nightmare Prince

Conseguir algunos coleccionables os enfrentará a los puzzles más complicados de Trine 4


Conclusión

La saga Trine da el salto a Xbox One con Trine 4: The Nightmare Prince, una entrega que mejora en muchos aspectos a sus predecesores pero que se antoja algo monótono el cuanto al combate y a los árboles de habilidades. La historia tampoco es la más interesante de lo visto en el género plataformero, pero la abundancia de entornos, la fluidez con la que el juego se desempeña y su doblaje al castellano se combinan a la perfección con un modo cooperativo muy original.

Trine 4: The Nightmare Prince no es el mejor plataformas de Xbox One, pero nos da todo lo que necesitamos para disfrutar de un juego entretenido y sencillo apto para todos los públicos. Una apuesta que llega a precio reducido, que también podéis adquirir junto a la trilogía original si tenéis curiosidad por ver lo que la franquicia Trine os puede ofrecer. Nosotros ya hemos derrotado a nuestras pesadillas ¡Ahora es tu turno!

Trine 4: The Nightmare Prince

8.1
BUENO

Lo Mejor

  • Los escenarios, muy vistosos y coloridos
  • Combinar las habilidades para resolver puzzles
  • El modo cooperativo, muy divertido

Lo Peor

  • Algunos combates son muy monótonos
  • Los árboles de habilidad, demasiado simples
8.2 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
7.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Jose Luis

Me encantan los videojuegos, en especial los de las consolas de Microsoft y Nintendo. También me gustan las series y los libros, en especial de ciencia-ficción. A veces hablo por los codos

Buscar

Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Search in pages
Filtro por categorías
Actualizaciones
Análisis
Análisis Windows 10
Aplicaciones
Avances
Comunicados
Destacada
E3 2019
E3 2020
Editorial
El Rincón del Lector
Entrevistas
Exclusiva
Gamescom 2019
General
Guías
Hardware
Juegos
Mods
Multimedia
Nota de Prensa
Noticias
Ofertas
One Opina
PC
Podcast
Retrocompatibles
Slider
Sorteos
Tiendas
Xbox Game Pass
Xbox Live
Xbox One
Xbox One X
Xbox Scarlett