Análisis de The Inner World

Los que pasamos de la trentena recordamos con mucho cariño la edad de oro de las aventuras gráficas. Un género que invadió los ordenadores de muchas casas en los años 80 y que triunfó por su sencilla jugabilidad de ritmo sosegado, sus puzzles, misterios y humor. Con la llegada de los polígonos, la potencia gráfica y la frenética acción de la mayoría de juegos de hoy en día, estas aventuras point and click han ido pasando a lo largo de los años a un segundo plano.

Sin embargo, quedan algunos románticos que desean rescatar el estilo, como es el caso de Headup Games y Studio Fizbin con The Inner World, un juego que apareció en 2014 para Steam y dispositivos móviles y que les llevó a ganar el premio al mejor juego alemán del año. Ahora 3 años después, tenemos la oportunidad de disfrutarlo en Xbox One, con la jugabilidad adaptada al maravilloso mando de la consola. Pero vamos primero a ver de qué va.

La historia de esta aventura se desarrolla en la mágica y misteriosa tierra de Asposia, un mundo enorme y esférico bajo tierra en el que sus habitantes dependen de tres fuentes de viento para sobrevivir. Todo va bien hasta que dos de ellas se apagan y solamente queda la controlada por el Abad Conroy, que vive en el mismo monasterio que Robert, nuestro personaje; un jóven y despistado aprendiz que vive una vida tranquila como músico de la corte. De pronto Robert se encontrará en medio de la vorágine junto con la ayuda de Laura, una ladrona misteriosa, y comenzará esta aventura sin pista alguna para intentar descubrir el secreto de la extinción del viento.


Apartado Técnico

Estamos ante un mundo con escenarios 2D dibujados a mano con mucho mimo y con un diseño de personajes un tanto peculiar. Al principio sorprenden sus narices con agujeros, luego descubriremos que tienen una función y un uso muy particular. Todo esto en conjunto puede parecer o verse algo infantil, pero nada más lejos de la realidad, pues su magia y sus características hacen que todo se sienta en armonía y formen parte de la idiosincrasia de este género.

The Inner World

El sonido es puramente ambiental. Sus melodías son agradables y relajantes, acompañando muy bien a la aventura sin muchas más pretensiones. Los diálogos son entretenidos con una gran carga humorística, mostrando claramente los textos en pantalla y una buena calidad en el doblaje, aunque lamentablemente, ambos aspectos solo están disponibles en inglés y alemán, un punto negativo para muchos que podrían reconsiderar su compra.


Jugabilidad

El punto fuerte del juego es sin duda, su jugabilidad. Al no disponer de un ratón y un teclado, han adaptado notablemente el mando de la consola. Básicamente pulsando el botón RB, aparecen señalados unos puntos en pantalla con los objetos, personajes y localizaciones disponibles para interactuar. Podemos acercarnos hasta ellos y en cada uno encontraremos las acciones posibles a realizar (examinar, usar, coger o hablar). Como en toda buena aventura gráfica, nuestro ingenio (o ideas de bombero) saldrá a relucir, pues hay puzzles de resolución tan desternillante como inimaginable, y deberemos mezclar objetos, visitar sitios, o hablar con personajes en repetidas ocasiones y en momentos diferentes para poder superarlos y seguir con la aventura.

The Inner World

Para poder avanzar con cierta fluidez, deberemos estar muy atentos. Examinar todo lo que veamos, hablar con todos los personajes disponibles, y tomar buena nota de todos los resultados, pues el enredado y la poca lógica (en algunas ocasiones) de sus puzzles, pueden llevarnos a la desesperación, pero tranquilos, que si nos quedamos estancados, disponemos de un menú de pistas que nos ayudará a solventar el paso, por lo que podremos completar la aventura ante cualquier circunstancia.

No siempre jugaremos con Robert, sino también con Laura, aunque esto no cambia nada, ya que ambos personajes tienen las mismas acciones, pero si que hay ciertos puzzles especiales en los que deberemos desde tocar una melodía hasta componer un cuadro. Algo que le da variedad al juego y que se agradece mucho.


Duración

El juego consta de 5 capítulos de entre una y dos horas cada uno, aunque esto depende por supuesto de la habilidad y la lógica de cada jugador. Mientras que los más experimentados y conocedores de este tipo de juegos probarán la opción más inverosímil para resolver un puzzle o una situación, los menos habituales probablemente tarden bastante más.

Podemos decir que no es un juego muy largo y como suele ocurrir en el género, su rejugabilidad es prácticamente nula más allá de revisitar escenarios para tratar de conseguir todos los logros. Aún y así el tiempo que pasemos frente a la pantalla es verdaderamente disfrutable.


Conclusión

The Inner World es un juego indie muy recomendado para los nostálgicos de las aventuras gráficas (entre los que me hallo).

The Inner World

Tiene historia, tiene magia, tiene puzzles sesudos e ingeniosos, conversaciones hilarantes, una ambientación muy agradable y una jugabilidad muy adecuada para ser jugado en consola.
Por contra tiene una duración que algunos considerarán algo escasa y se echan en falta por lo menos unos textos localizados al español. Eso sí, tendremos que esperar al 31 de este mes para verlo en la Xbox Store, y a un precio de 14.99€.

*Gracias a Headup Games por habernos proporcionado el material para esta review. 

7.8

Lo Mejor

  • Buen apartado técnico general.
  • Tiene los componentes de una buena aventura gráfica.
  • Grandes toques de humor y guiños.

Lo Peor

  • Voces y textos en inglés o alemán.
  • Algunos puzzles son demasiado complejos.
  • No llega a las 10 horas de duración.
7.8 Apartado Técnico
7.8 Jugabilidad
7.8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Desirée Clary

Nómada digital de sangre verde y vikinga. Juego, luego escribo, y cuido de los contenidos de Generación Xbox. Gamer desde NES y Sinclair ZX, Xboxer desde 2004 ¯\_(ツ)_/¯

Deja una respuesta

Análisis de The Inner World

por Desirée Clary tiempo de lectura: 4 min
0