Análisis de Snake Pass

¿Qué pasa si colocamos a una serpiente como protagonista de un videojuego? Quizás para los más nostálgicos y “viejovenes” la respuesta que se nos venga a la cabeza sea el mítico juego Snake que tenían pre-instalados todos los teléfonos móviles Nokia allá por los años 90, el cual un servidor tuvo verdaderos piques de puntuación con sus amigos. Ha pasado mucho tiempo desde entonces y lo único que hemos visto ha sido una evolución del mismo, llegando incluso a ver en este año 2017 una remasterización del Nokia 3310 con un Snake totalmente renovado en su interior. Pero nada más allá del juego de una serpiente que conforme va engullendo los distintos alimentos que aparecen en pantalla, incrementa su tamaño de tal manera que el jugador debe ingeniárselas para evitar que la serpiente colisione con su propio cuerpo.

Snake Pass

Pues bien, la desarrolladora inglesa Sumo Digital conocida en la industria de los videojuegos desde hace más de una década, ha querido ir un paso más allá mostrando otra vertiente de lo que podríamos hacer con una serpiente como protagonista, donde los puzzles y el plataformeo traerán verdaderos dolores de cabeza a la serpiente llamada Noodle y sobretodo al jugador que se ponga a los mandos de Snake Pass. Noodle no estará sola, un atento colibrí llamado Doodle, nos acompañará en esta historia y nos ayudará a descubrir lo que ha ocurrido en Haven Tor, un conjunto de reinos flotantes dónde un animal misterioso ha sembrado el pánico destrozando todos los portales que acceden a ellos.

Snake Pass parece un juego para niños, pero su dificultad dice lo contrario - ¡Comparte!    

Noodle y Doodle deberán recuperar todas las piezas necesarias para reconstruirlos y devolver la tranquilidad a los habitantes de Haven Tor. ¿Que animal podría hacer tal cosa y por que? Deberemos llegar hasta el final para descubrirlo.

Snake Pass

Tras este reconfortante baño, toca pasar a la acción.


Apartado Técnico
Snake Pass está desarrollado con el motor Unreal Engine 4, dando unos resultados muy coloridos y vistosos que consigue que el juego nos entre por los ojos. Efectos como la piel mojada cuando salimos del agua, una buena densidad de hierba u otros detalles como la iluminación, hacen que el acabado técnico sea un apartado destacable en Snake Pass. La recreación y movimientos de nuestra serpiente están muy logradas, llegando a ver el contoneo de la misma tan real que tendremos la sensación de que en algún momento el reptil saldrá de nuestra TV. Pese a sus coloridos entornos y distintos niveles, cabe destacar que echamos de menos algo más de variación en el aspecto de los mismos, llegando a ver elementos repetidos en todos los niveles.

Snake Pass

La iluminación y colorido del juego nos encanta.

El juego va a 30fps y en algunas ocasiones hemos notado alguna bajada de frames considerable, por suerte suele ocurrir en escenas donde no controlábamos a la serpiente. El apartado sonoro del juego encaja a la perfección con el género de puzzles al que hace honor Snake Pass, melodías que acompañan nuestras hazañas sin que nos pongamos nerviosos, dejando paso a nuestra concentración y sumergiéndonos en la atmósfera de los distintos niveles.
Jugabilidad
Quizás pueda parecer un juego sencillo a primera vista, pero que no te engañe su aspecto infantil y encantador, no es un juego fácil. En Snake Pass necesitarás de una buena coordinación de movimientos y armarte de paciencia para llegar a ciertos lugares sin tener que destrozar el mando de la tensión que inconscientemente generaremos al intentar pasar por determinados obstáculos, donde al mínimo error hará que nos precipitemos al vacío teniendo que comenzar de nuevo, algo que ocurrirá reiteradas veces durante el juego. Por suerte el juego dispone de varios puntos de control en un mismo nivel que nos servirán para coger aire y arriesgar con las zonas más peligrosas sin perder nuestros progresos.

Snake Pass

Lo que hay que hacer por un puñado de monedas…

El objetivo del juego es fácil, recuperar los 3 cristales (amarillo, rojo y verde) que habrá repartidos en cada nivel y llevarlos de vuelta al portal destrozado para que se abra. Un total de 4 reinos divididos en 4 niveles cada uno, menos el último que consta de 3 fases, donde a parte del objetivo principal tendremos que buscar una serie de esferas azules y 5 monedas de oro que estarán muy bien escondidas.

Nuestro personaje es una serpiente y tendremos que llegar a zonas elevadas, os preguntareis ¿Pero si una serpiente no puede saltar, no? Correcto, ahí es donde deberéis pensar como ella y trepar por el entorno, activar palancas o sumergiros en el agua para acceder a otras zonas. A todo esto hay que sumarle que Doodle tiene que generar un movimiento ondulante para que avance pulsando uno de los gatillos de nuestro mando, pudiendo variar la velocidad del mismo con movimientos de izquierda a derecha de nuestro stick analógico.

Snake Pass

!No te quedes ahi mirando Doodle, que me estoy quemando!

Una vez terminemos todos los niveles de cada fase desbloquearemos el modo contrarreloj, que nos permitirá competir con otros usuarios y mejorar sus tiempos. Una vez completemos todos los reinos, conseguiremos una habilidad que nos permitirá ver la localización de todos coleccionables en pantalla, de esta manera ahorraremos tiempo buscándolos y podremos completar el 100% en los distintos niveles. Si bien es cierto que el colibrí da la sensación de que sea prácticamente innecesario, conforme vayamos superando las fases nos será de gran utilidad, sobretodo de cara al final.

Snake Pass

Doodle nos ayudará a cruzar ciertas zonas.


Duración
Snake Pass no cuenta con una historia elaborada o una narrativa que nos atrape gracias a su trama, no nos engañemos, es un juego de puzles. Pero sí que tiene una muy escueta historia que armoniza los distintos niveles por los que pasaremos, mostrándonos un ápice de lo que ha ocurrido en Haven Tor al finalizar cada uno de ellos. Terminar los 15 niveles repartidos en los 4 reinos no nos llevara más de 4-5 horas. La duración puede parecer algo corta, pero no os alarméis, el juego contiene otros añadidos que alargarán la vida del mismo, siendo totalmente rejugable gracias al afán de completar al 100% cada uno de los 15 niveles, algo que os aseguramos que no será tarea sencilla.

Además hay que sumarle el modo contrarreloj que a parte de completar el tiempo fijado de cada nivel, nos retará a superar las mejores marcas de los jugadores de la comunidad, lo cual hace que la corta duración que comentábamos se transforme en un buen puñado de horas de diversión.

Snake Pass

Creo que me estoy mareando…


Conclusión
Una nueva forma de divertirse con un juego de puzzles y plataformas en 3D donde nuestro personaje carece de la habilidad de saltar, pero gracias al diseño de niveles que nos presentan no echaremos en falta un botón en nuestro mando que permita dicha acción. Agradable a la vista con un apartado grafico resultón y una música que nos inducirá a un estado zen, permitiendo que nos concentremos en superar los distintos obstáculos que encontraremos. Un juego que pese a su apariencia facilona y más parecida a un juego para niños, nos dará de bruces con otra realidad y nos tendrá enganchados horas y horas reptando con nuestra serpiente con el afán de completar el 100% del juego.

*Gracias a Sumo Digital por habernos proporcionado el material para la review.

7.3

Lo Mejor

  • Buen diseño de escenarios y puzzles...
  • Buena puesta en escena llena de luz y color.
  • Los movimientos de la serpiente son geniales.
  • Conseguir todos los coleccionables será todo un reto.

Lo Peor

  • ...que terminan pecando de repetitivos.
  • El rendimiento del juego a veces flaquea.
  • El control de cámara llega a ser molesto.
7.3 Apartado Técnico
7.3 Jugabilidad
7.3 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Mark

En XBOX desde que nació la marca y se abrió un hueco en el mundo de las consolas. Enamorado de los videojuegos y la tecnología. Aprendiz de todo, maestro de nada.

Deja una respuesta

Análisis de Snake Pass

por Mark tiempo de lectura: 5 min
0