Análisis de NASCAR Heat 3

Monster Games y 704 games nos traen un NASCAR Heat 3 repleto de carreras, coches y posibilidades que tienen como objetivo traernos una propuesta que se ponga a la altura de una de las competiciones referentes en el territorio norteamericano, de esta forma nos dan la oportunidad de descubrir el ritmo frenético y salvaje de la NASCAR, lo que nos lleva a preguntarnos si están haciendo todo lo posible por transmitirnos esta experiencia, así que en este análisis lo que buscaremos será averiguar si lo consigue.

Antes de comenzar con el análisis daré una breve introducción sobre la NASCAR o National Association of Stock Car Auto Racing, bueno, traducido a nuestro idioma sería Asociación Nacional de Carreras de Automóviles en Serie y es que se trata de una de las competiciones más comerciales de Estados Unidos, tal vez junto a la Indy Car sean las más conocidas a nivel mundial.

Esta competición tiene la particularidad de que la mayoría de sus carreras se realizan en circuitos ovales y tienen algunas de las pistas más míticas de la historia del automovilismo, como por ejemplo las 500 millas de Daytona que es referente mundial para los seguidores del mundo del motor, además de que los vehículos son coches de serie, es decir, cuentan únicamente con la estructura base de fábrica y sobre ella trabajan de acuerdo al reglamento, además de eso, los fabricantes Toyota, Ford y Chevrolet proporcionan los motores y de esta forma lo que consiguen es que el nivel de la competición esté lo más ajustado posible tanto para los competidores como para los equipos.

La NASCAR es espectacular, frenética y salvaje sin embargo no podemos menospreciar todo su factor estratégico y eso precisamente es lo que en Monster Games buscan transmitir, parece una tarea complicada debido a que se trata de una competición de nicho y fuera del territorio norteamericano no parece generar mucho interés, sin embargo en España es posible que acabemos echando un ojo a estas carreras si es que finalmente Fernando Alonso acaba pilotando uno de estos coches, como sabéis, su reciente retirada de la Formula 1 le abre las puertas a nuevas competiciones entre las que se encuentran las 24 horas de LeMans, la Indy Car o la NASCAR a la que ya ha hecho guiños, así que ojo, porque si ya acabamos conociendo la F1 gracias a él, tal vez acabemos viéndolo dar vueltas sobre un circuito ovalado.
Apartado técnico
Actualmente contamos con una amplia gama de videojuegos en el genero del motor y algunos dejan el listón realmente alto en cuanto a su apartado técnico, sin ir más lejos tenemos el portentoso Forza Horizon 4, evidentemente no se trata de la misma propuesta a pesar de que estamos hablando de juegos de carreras y es precisamente por eso por lo que hay que pedirle más a NASCAR Heat 3, hablamos de circuitos cerrados, coches de serie que no deberían suponer un problema a nivel de diseño como para poner en pantalla a treita coches sin que el actual hardware se resienta.

NASCAR Heat 3

Comenzando por el principio, alguien debería decirle a Monster Games que deben trabajar en los menús del juego, enserio, pocas veces he visto algo tan austero y con tan poca personalidad, incluso la banda sonora del juego, que comienza bien con temas de Country y Rock, puede llegar a hacerse repetitiva al cabo de un rato dando la sensación de que hay algo en la presentación general de este juego que no termina de funcionar.

Si hablamos del juego en si, hay que considerar que el motor Unity da para lo que da, y no es que le estemos pidiendo milagros, sin embargo a priori parece que funciona de una manera aceptable, el juego a nivel técnico tiene sus puntos negativos, tales como alguna que otra caída de frame-rate, el nivel de algunas texturas deja mucho que desear al igual que esa paleta de colores que han usado, incluso en alguna ocasión el sistema de físicas puede parecernos algo extraño y eso es algo que en una competición con tantas colisiones tan espectaculares como esta hay que cuidar mucho.

NASCAR Heat 3

En definitiva NASCAR Heat 3 a nivel técnico y visual es un juego poco vistoso, que trata de cumplir, sin embargo da la sensación de que les falta bastante trabajo en este apartado, sobretodo si consideramos que tienen la licencia de la NASCAR parece que estamos ante una oportunidad perdida para hacer algo que por lo menos sea más llamativo. A pesar de lo anterior el juego se comporta bien, de una manera aceptable sin más y si consideramos que no hay más propuestas dedicadas exclusivamente a la NASCAR tal vez acabemos aceptando tus carencias en este apartado, al fin y al cabo después de unas cuantas carreras ya nos habremos acostumbrado.
Jugabilidad
La propuesta de NASCAR Heat 3 está clara, sus puntos fuertes son el modo carrera y el challenge, en el primero tenemos sus tres series nacionales Camping World Truck, NASCAR Xfinity y Monster Energy que acompañado del Xtreme Dirt Tour y sus carreras en tierra logran dan cierta variedad al título.

El modo Carrera inicialmente nos pone en el papel de un piloto en busca de contrato por lo que durante el inicio estaremos en busca de que los equipos ofrezcan vacantes que podamos ocupar, de esta forma a base de cumplir objetivos iremos haciéndonos un nombre en la competición.

Además de eso, también nos da la oportunidad de tomar el rol del propietario lo que dota a este juego de un modo manager que nos permitirá crear nuestro propio equipo y tomar decisiones mientras tratamos de buscar la gloria, por lo tanto debemos prestar atención primeramente a nuestro calendario de competiciones, en el caso de que vayamos a participar en más de una serie simultáneamente es importante que nuestros mecánicos / ingenieros preparen el vehículo de una manera muy especifica, con relación a ellos podremos mejorar sus habilidades o contratar a los que cuenten con más experiencia para intentar partir con ventaja en cada una de las carreras, algo importante, recordad que dependiendo de la carrera deberemos preparar el vehículo y esto es algo a considerar porque como se os olvide o lo preparéis para una pista diferente a donde vais a competir lo vais a pasar mal.

Si decidimos optar por hacernos cargo de nuestro equipo y además conducir en las carreras descubriremos que es en este punto donde el juego muestra toda su profundidad. Así de primeras puede resultar un poco complejo pero una vez que nos adaptemos a la competición nos daremos cuenta de que es bastante sencillo, eso si, si ya eres un aficionado a la NASCAR posiblemente puedas quedarte con ganas de más algo un poco más complejo.

De cara a la carrera veremos que este juego cuenta con variedad de configuraciones, de esta forma si nunca hemos jugado a ningún NASCAR podremos encontrar el equilibrio que se ajuste de la mejor manera a nuestro nivel incluso si buscamos un reto. Uno de los aspectos que más llaman la atención es la inteligencia artificial ya que es bastante realista, Monster Games ha trabajado para que sea justo lo que nos proporcione la mayor diversión en las carreras, motivo por el que cada serie la podemos enfocar a nuestro gusto.

Es decir, si la NASCAR se caracteriza por lo ajustada y salvaje que es su competición, lo que nos vamos a encontrar son carreras donde vayamos en convoy y ojo porque esto puede ser realmente divertido, solo deberás adoptar un estilo de conducción algo sucio para que la IA del juego se ponga interesante, más que nada porque de inicio trata de competir de una forma limpia sin perder la competitividad y si llegamos a un punto en el que choquemos contra los rivales de manera continua, ellos nos responderán de la misma forma, por lo tanto lo que se buscaba era recrear de la forma más fiel posible el espíritu de esta competición, además es justo resaltar que nuestra forma de conducir tiene repercusión en nuestra relación con los demás pilotos.

Adelantar en un circuito oval puede parecer una tarea sencilla sin embargo puede ser algo más complejo, lo primero que debemos hacer es no perder el rebufo de nuestros rivales para tener alguna oportunidad, una vez que el adelantamiento se vea factible debéis tener cuidado de no pasaros de frenada y si por algún motivo acabáis colisionando no solo perderéis la ventaja sino que posiblemente os adelante medio convoy y adiós carrera, esto puede ser algo frustrante porque en ocasiones el sistema de físicas en las colisiones
contra el lateral de la pista puede hacer que el coche se de la vuelta y eso es algo que puede empañar la inmersión del juego.

Pero no todo es el modo Carrera, el modo Challenge puede resultar exactamente eso, un desafío, consta de 36 eventos que nos pondrán a prueba reviviendo momentos históricos que buscarán mantenernos ocupados hasta que logremos superarlos, sin duda una de las propuestas más interesantes del juego que, junto a los modos de carrera rápida, pantalla partida y campeonato, tratan de hacer que el juego tenga cierta profundidad pero sin llegar a ser del todo convincente.
Duración
NASCAR Heat 3 es un juego entretenido, de eso no debe quedar duda, tal vez si conocemos
mínimamente la competición nos imaginemos carreras monótonas que horas de duración, sin embargo el juego ofrece una propuesta rápida, accesible y entretenida, si dejamos la configuración que viene pre-establecida nos encontraremos con carreras de cuatro u ocho vueltas que nos dejarán con ganas de más, ese es uno de los puntos que en Monster Games han sabido trabajar y que hacen de este juego algo bastante divertido.

NASCAR Heat 3

Durante nuestro primer año nos dedicaremos en exclusiva a buscar contratos para seguir corriendo, el juego logra captar nuestra atención y transmitirnos esa necesidad de “una carrera más”. Una vez completada la temporada y ya con la vista puesta en cosas más serias como la creación de nuestro equipo comenzaremos a perder el tiempo en tareas de manager, unidas a la competición y a la posibilidades que el juego busca ofrecernos tendremos seguras una buena cantidad de horas.

De los demás modos de juego solo el Challenge logra proporcionar una apuesta diferente y desafiante, muy desafiante, dejando a los demás como opciones bastante descafeinadas.
El multiplayer ya es otra cosa, parece enfocado a los E-Sports, funciona bien y es un gran paso adelante sin embargo para las partidas que los demás jugadores queramos buscar debemos tener muy presente que hasta el momento no distingue entre ranked y unranked por lo que la experiencia depende de con quien te encuentres, evidentemente nos podemos ver en una carrera caótica con choques por todas partes y alguna que otra posibilidad de poder ganar, pero esto puede ser un arma de doble filo ya que si buscamos competir seriamente es posible que el servidor nos meta en una carrera con jugadores que solo busquen divertirse.

Por lo tanto, la duración posiblemente dependa de que tan aficionado seas a esta competición, como dije al inicio del análisis, en cuanto a juegos de conducción tenemos una amplia variedad de propuestas y este NASCAR se queda solo en un limbo libre de competencia, si sus escasos modos de juego son suficientes para mantenerte entretenido es algo que debe valorarse de manera muy personal sin embargo lo que se nos está presentando es una propuesta muy muy concreta para un mercado de nicho que hasta el momento no parece tener indicios de crecer ni por la expansión a nivel internacional de su competición real ni por las propuestas de juego que presenta el título.
Conclusión
NASCAR Heat 3 es un juego decente para quien busque un juego dedicado exclusivamente a esta competición, trata de cuidar su producto, su marca, respeta sus series, sus equipos e incluso a sus pilotos, sobre los que hay que decir que han grabado vídeos que se van mostrando durante el desarrollo de nuestra carrera como pilotos, pero no resulta más que otro punto donde el juego transmite la sensación de quiero pero no puedo.

Estoy seguro de que en Monster Games han trabajado para ofrecernos la experiencia más realista de esta competición, tratando de motivar a los jugadores con una buena cantidad de opciones, han pensado en todos los tipos de jugadores buscando adaptarse tanto a los que apenas inician como a los que ya vienen de Heat 2 y buscan una propuesta más seria.

Debemos considerar a NASCAR como lo que es fuera de Estados Unidos, un deporte de nicho, del que ponerse a dar vueltas en un circuito ovalado a priori parece tener poca gracia sin embargo Monster Games ha trabajado para que su juego sea accesible y divertido, sin embargo estamos ante un juego que entretiene pero ni de lejos impresiona y contrasta con su pobre presentación, lo que lamentablemente lo deja como una opción enfocada a los más fanáticos del motor, los demás jugadores lo encontrarán austero comparado con todo el catálogo que podemos encontrar, NASCAR Heat 3 nos deja con la sensación de oportunidad perdida y esperamos que Monster Games sea mucho más ambicioso con su próxima entrega.

*Gracias a Monster Games por habernos proporcionado el material para la review.

6.6
FORMULA PASADA

Lo Mejor

  • Accesible
  • Divertido
  • La inteligencia artificial

Lo Peor

  • Las colisiones podrían ser más realistas
  • A nivel técnico parece un juego de Xbox 360
  • Su pobre presentación
  • Necesita más contenido
  • El multijugador (de momento) no distingue entre ranked y unranked
7 Apartado Técnico
6.7 Jugabilidad
6 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Rafa Ramírez

La fortaleza de un hombre radica en el dominio de su mente, su grandeza se conoce por la humildad de su espíritu, la honradez de su alma y su voluntad para vencer.

Deja una respuesta

Análisis de NASCAR Heat 3

por Rafa Ramírez tiempo de lectura: 9 min
0