Análisis de Fallout Shelter

A día de hoy, los seguidores de la saga Fallout seguimos recordando con mucho cariño la primera conferencia de la historia de Bethesda en el E3, en la que, entre otras cosas, vimos nuevas imágenes de Dishonored 2, nos enseñaron mcuhísimo gameplay de un DOOM que tenía una pinta espectacular y desataron todo nuestro hype con la presentación de Fallout 4, pero sin duda, aquella noche la sorpresa inesperada fue Fallout Shelter.

Obviamente, la estrella de aquella noche fue Fallout 4, pero es que acababan de anunciarlo de forma oficial hacía dos semanas y sabíamos que esa conferencia fue creada para hablarnos del juego, fue en medio de la presentación del nuevo Fallout cuando nos anunciaron que tenían un juego completamente nuevo para nuestro smartphone y ese fue Fallout Shelter, nadie se esperaba que Bethesda anunciara un juego de móvil durante el E3 y menos aún, que llegase a tener tanta repercusión.

Al terminar la conferencia ya era posible descargar Fallout Shelter en teléfonos iPhone, para llegar casi dos meses más tarde a Android. Para tratarse de un juego gratuito, a día de hoy, ya ha reportado a Bethesda beneficios millonarios, tan sólo en 2 semanas, ya había recaudado casi 5’1 millones de dólares en micro transacciones y ya hace casi año y medio de su salida y ha sido anunciado para Xbox One y Windows 10, llega de forma completamente gratuita y lo mejor de todo es que será compatible con Play Anywhere.

Un futuro mejor bajo tierra.

En Fallout Shelter ejerceremos el papel de Supervisor del Refugio, por lo que tras elegir un nombre para nuestro refugio, tendremos control total y absoluto de todos y cada uno de los aspectos del mismo, tomaremos todas las decisiones y será nuestra responsabilidad personal que nuestros moradores sobrevivan al apocalipsis nuclear. Tendremos que construir nuestro refugio casi desde cero, gestionar y administrar nuestros recursos e incluso dispondremos de un sistema de combate cuando estemos realizando misiones fuera del refugio.

Apartado Técnico.

Cuando Fallout Shelter fue presentado en el E3 de 2015, Todd Howard dijo que sentían que este sería un juego que fuera perfecto para una pantalla táctil y que no había un sitio mejor para jugarlo. El recuerdo de estas palabras es precisamente uno de los mayores miedos que todos teníamos a la hora de enfrentarnos a esta experiencia en nuestra Xbox One.

Sorprendentemente el juego está muy bien optimizado para ser jugado con un mando, nunca será tan cómodo como jugarlo en una pantalla táctil, pero es muy fácil navegar por los menús, es muy intuitivo y en todo momento ves en pantalla qué botón tienes que tocar para acceder a cualquier elemento. Pero es que su optimización va mucho más allá, Fallout Shelter se ejecuta a 60fps, si pensábamos que esto iba a ser un simple port de móvil a consola estábamos muy equivocados.

El juego viene con textos en español, ninguno de los personajes del juego habla y salvo raras ocasiones, no escucharemos nada de música, salvo de vez en cuando donde en lugares como la cafetería sonará la canción del parque temático Nuka World, cada una de las acciones del videojuego cuenta con un sonido representativo y cada sala cuenta con un sonido determinado de fondo.

Tan solo nos encontraremos unos pocos inconvenientes, como por ejemplo que no podemos sacar capturas mediante el método tradicional, aunque puede estar justificado si hubiesen eliminado esta opción porque al tener compras directas desde la aplicación, han decidido prescindir de las capturas por si compartimos información bancaria por error. Por otro lado tenemos la desventaja de que aunque esté activado el modo de inicio rápido, el juego se cerrará siempre que se apague la consola pero es que, salvo estos dos detalles, no hay nada criticable.

Tras un apocalipsis nuclear hay que repoblar el planeta…

Esto se debe a que la consola reproduce el juego como una aplicación, por lo que permanecerá abierto en todo momento, aunque no lo estemos jugando permanecerá como si fuera una aplicación suspendida. Esto incluso nos puede llevar a dos juegos a la vez.

Poniendo un ejemplo personal, he llegado a jugar a la vez tanto a Fallout Shelter como a Battlefield 1: juego una partida en conquista, la acabo y entro en la clasificación y en el matchmaking, pulso el botón de inicio, abro Fallout Shelter, me encuentro mi refugio tal y como lo dejé, recojo mis recursos y gestiono algunas cosas, pulso de nuevo el botón inicio y regreso al matchmaking de Battlefield 1 con tiempo de sobra hasta que empiece la siguiente partida. Un lujo.
Jugabilidad
La labor de Supervisor es muy sacrificada porque significa tener que tomar todas y cada una de las decisiones que afectan a nuestro refugio, tras un tutorial muy corto donde aprenderemos lo básico para poder gestionar los recursos, mover a los moradores por el refugio y hacer que nuestro refugio sea sostenible.

Para que nuestros moradores sobrevivan necesitamos tres recursos: energía, comida y agua, el recurso más importante siempre será la energía, debido a que es necesaria para que nuestro refugio funcione. Una sala sin energía no nos sirve de nada, de hecho, se quedará a oscuras y los moradores no trabajarán. Un Supervisor no puede permitir que eso ocurra. Si no tenemos agua nuestros moradores enfermarán por radiación y su salud máxima se verá disminuida y si les faltan comida irán perdiendo poco a poco puntos de salud.

Según vaya creciendo nuestro refugio iremos desbloqueando nuevas salas que nos permitirán crear armas y atuendos, peluquerías para cambiar la apariencia de los moradores, enfermerías y laboratorios para fabricar estimulantes y Radaway que sirven para curar la salud y la radiación de nuestros moradores o incluso salas de producción de recursos más avanzadas.

Siempre hay tiempo de vivir aventuras en el yermo.

Prácticamente la totalidad de las salas pueden combinarse hasta tres veces para crear una versión mucho más grande y eficiente de la misma y se pueden mejorar hasta tres veces, al mejorarla conseguiremos más capacidad de almacenamiento, una mayor producción y en algunos casos ventajas adicionales.

La moneda del juego son las chapas, al igual que en el resto de juegos de la saga Fallout, las conseguiremos explorando en el yermo, completando misiones o de forma aleatoria al recolectar recursos de las salas. Las chapas nos servirán para mejorar las salas, ampliar nuestro refugio con nuevas salas o para revivir a los moradores muertos si no estamos jugando en el modo supervivencia.

Nuestros moradores son nuestro bien más preciado, tenerlos contentos es muy importante, de acuerdo con la normativa de Vault-Tec, podremos tener en nuestro refugio hasta 200 moradores y por supuesto, cada uno de ellos es S.P.E.C.I.A.L. cada uno tendrá sus propias estadísticas y mientas que por ejemplo los moradores con mucha fuerza trabajarán mejor en salas de producción de energía, aquellos que tengan mucha inteligencia trabajarán mejor en los laboratorios y enfermerías.

Estos atributos pueden ser mejorados desde que desbloqueemos distintas salas de entrenamiento como la sala de ejercicios, la sala de pesas o el aula. Además, podremos equiparlos con distintos atuendos que mejoren sus estadísticas ¡Incluso Servoarmaduras!

Pero el juego no se limita sólo nuestro refugio, podremos salir y explorar el yermo de dos formas diferentes. Desde el principio del juego podremos enviar a nuestros moradores a explorar en busca de armas, chapas, chatarra o atuendos. Cuanto mayores sean sus estadísticas y más tiempo pasen explorando, encontrarán más chapas y mejores objetos. Por otro lado, podremos desbloquear la Oficina del Supervisor, nuestra propia oficina desde la que podremos aceptar misiones fuera del refugio, enviaremos un grupo de moradores y podremos explorar nuevas zonas donde combatiremos a enemigos gracias a un sencillo sistema de combate.

Según vayamos jugando recibiremos regalos como tarteras o mascotas.

Si hacemos una labor continua como Supervisor del Refugio, Vault-Tec nos recompensará, por lo que si entramos al juego durante siete días seguidos iremos recibiendo una recompensa diaria en forma de brillantes chapas hasta que el séptimo día, nos entreguen una tartera que puede traer consigo contenido muy interesante, chapas, armas, moradores especiales o incluso personajes de Fallout 3 y Fallout 4.

A parte de esto siempre tendremos activos tres objetivos, como por ejemplo conseguir una cantidad determinada de algún recurso, que un explorador recorra el yermo durante varias horas o equipar moradores con un arma, cada vez que cumplamos alguno de ellos nos ofrecerán alguna recompensa especial como tarteras, cajas del Sr. Mañoso o incluso alguna mascota. Cada día podremos omitir uno de estos objetivos si nos parece complicado o no queremos hacerlo.

A pesar de ser gratuito, cuenta con un sistema de microtransacciones, con este sistema podremos comprar para comprar tarteras, Señores Mañosos, mascotas o Nuka Colas Quantum, que sirven para reducir los tiempos de espera, la única diferencia entre pagar y jugar gratis, es que al pagar avanzaremos más rápido, de resto no existe ninguna diferencia, si juegas normalmente puedes obtener todas estas ventajas, pero tardando más tiempo.
Duración
Una de las grandes ventajas de Fallout Shelter es que nos durará todo el tiempo que queramos dedicarle, el juego cuenta con un principio, pero no un final, de hecho, aunque mueran todos nuestros moradores llegarán otros desde el yermo para ocupar su lugar, por lo que depende de cada uno el tiempo que quiera dedicarle.

La duración también dependerá de la forma de la que quiera jugar cada uno, si te gusta construir tu refugio con calma y planificación, explorar el yermo y mejorar las habilidades de los moradores para afrontar mejor los peligros y hacer las misiones más difíciles, le tendrás que dedicar más tiempo al juego.

Nuestro refugio es un objetivo muy atractivo para los saqueadores del yermo.

El juego ha llegado a Xbox en el mejor momento posible, tanto en iPhone como en Android ha ido recibiendo actualizaciones periódicas destinadas a aumentar tanto la vida del juego como la experiencia del usuario y todas ellas están disponibles desde el primer día en nuestra consola. Gracias a esto podremos contar con las misiones de exploración, la personalización de las salas, peluquerías y talleres desde el primer momento.

Conclusiones

Nos encontramos ante un juego muy divertido y entretenido que podemos descargar de forma totalmente gratuita. Si te gustan los simuladores de construcción y de gestión o simplemente buscas un juego sencillo con el que poder disfrutar jugando un rato, Fallout Shelter es un título obligatorio.

El videojuego pesa tan solo 1’5GB, casi no ocupará espacio en nuestra consola y como ya hemos comentado está muy bien optimizado. En todo momento nos encontraremos grandes dosis de humor y mucha variedad de conversaciones, misiones y diferentes eventos.

Contiene muchísimo contenido y si os gusta el género tendrán que pasar muchas, muchas horas hasta que encontréis que el juego comienza a volverse repetitivo y os quedéis sin objetivos nuevos que conseguir. En definitiva, un juego gratis, divertido y bien optimizado, si te gusta el género no te lo puedes perder.

8

Lo Mejor

  • Compatible con Play Anywhere.
  • Es completamente gratuito.
  • Llega a Xbox One cargado de contenido.

Lo Peor

  • Si hubiese llegado como una UWP su llegada habría sido espectacular.
  • Si no te gusta el género o la saga Fallout se volverá repetitivo muy rápido.
  • No funcona de forma tan intuitiva como con una pantalla táctil.
8 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Pedro Rodriguez

Me encantan los videojuegos y me gusta mucho poder escribir sobre ellos. Estoy enamorado de los RPG y del mundo abierto. Me gusta el Kpop y ver Netflix en mi Xbox.

0 Comentarios
  1. Adrian

    22 febrero, 2017 en 18:08

    Visitor Rating: 7.5/10

    0

Deja una respuesta

Análisis de Fallout Shelter

por Pedro Rodriguez tiempo de lectura: 8 min
0