Análisis de Rival Megagun

Con el paso del tiempo algunos géneros han caído en desuso para volver con los años transformados y revitalizados. Le pasó a los plataformas en 2D, y en menor medida a los shoot ‘n’ run, y sin embargo no ha pasado lo mismo con los shmups, antaño género muy popular, y que si bien ha seguido teniendo su público y evolucionando por su cuenta, no ha tenido ese título indie de éxito que traiga de vuelta al género. Puede que por eso mismo a la hora de plantearse un proyecto con cierta ambición, los creadores de Rival Megagun han tenido que optar por refinar un concepto muy prometedor, y que el resto del juego de ser una prueba de un título mayor.

La premisa de Rival Megagun es la siguiente. En un futuro distópico la humanidad ha sido condenada a producir basura espacial para aplacar el hambre de una civilización alienígena llamada Los Segadores que demandan que enviemos tecnología en desuso constantemente a nuestra órbita, so pena de invasión inmediata. La humanidad, harta de ser explotada decide crear un talent show de pilotos de combate con el objetivo de encontrar al más avezado que sea capaz de acabar con la amenaza, y por supuesto emitirlo en horario de máxima audiencia. A nivel jugable nos encontramos con un sencillo pero divertido shmup en el que el PVP se construye enviando a nuestros enemigos derrotados a la pantalla de nuestro rival. ¿Estamos ante el Pong de naves espaciales?, en nuestro análisis os contaremos los triunfos y aspectos a mejorar de este Rival Megagun.


Apartado Técnico

Rival Megagun es un juego retro en sentido estricto. Elaborado en 2D orgullosamente pixeladas, y sin grandes alardes impropios de lo que podíamos ver en los 90, opta por un estilo cartoon para su plantel de pilotos, entre los que podemos encontrar algunos diseños bastante curiosos. Escenarios y enemigos están también elaborados con tino y gracia, aunque no hubiera estado de más algo de variedad en cuanto a las naves “protagonistas”.

Aunque una de las señas de identidad del género es la de necesitar una vista de lince, que pueda seguir a tu nave a través de una increíble cantidad de disparos y enemigos en pantalla, y a pesar de que en este caso la misma está partida en 2 con dos campos de acción diferenciados, lo cierto es que la acción se muestra de forma clara y concisa en pantalla. En cuanto al aspecto sonoro encontramos melodías funcionales, que no tienen demasiado protagonismo pero que ayudan a resaltar la acción y el ambiente que el juego quiere transmitir. 

 

Estamos ante un título que sabe lo que quiere a nivel estético, y lo consigue aunque no pierda demasiado tiempo en florituras. Es cierto que hubiera cabido poner un poco más de mimo en dotar de personalidad algunos elementos, pero en general a nivel técnico y artístico el juego se mueve con una eficacia a la que se le pueden poner muy pocas tachas.


Jugabilidad

Rival Megagun es un shmup clásico, y como requiere rígidamente el género los controles deben mostrar una precisión y fluidez fuera de toda duda, podemos estar tranquilos en ese aspecto. Como señalábamos en la introducción, los enfrentamientos pvp sean contra la máquina u otro jugador tienen una profundidad mayor de la aparente, y es necesario tener unos nervios de acero y cierto sentido de la estrategia para vencer a un enemigo hábil. Cada enemigo que destruyamos en nuestra pantalla pasará como una especie de dron “durmiente” en la pantalla del enemigo, que no volverá a la vida para atacarle hasta que no rompamos nuestra cadena de destrucción. Es decir, mientras sigamos destruyendo enemigos cada pocos segundos la pantalla del rival se seguirá llenando de potenciales enemigos, y será nuestro fallo a la hora de seguir el ritmo, o nuestra decisión la que los active. ¿Qué es mejor, molestar a nuestro rival cada pocos segundos, o acumular y lanzar sobre él a 20 enemigos a la vez? 

Por si esto fuera poco existe una barra de poder que se irá rellenando según vayamos dando cuenta de los segadores, y que cuando se rellena nos permitirá convertirnos en un miniboss y pasar a la pantalla del contrario a intentar destruirle, añadiendo una nueva capa de profundidad al juego. Además el plantél de pilotos aunque no demasiado grande, si que es bastante variado. Cada piloto y nave tienen sus puntos fuertes y flojos, y su tipo de disparo bien diferenciado de los demás, consiguiendo que mientras unos personajes se nos adaptan como un guante, otros se nos resistan bastante. Todos ellos están bien balanceados, y no hemos detectado especiales ventajas de unos sobre otros.

Lamentablemente tenemos que empezar a hablar de los puntos flojos del juego, que son más de los que nos hubiera gustado. Para empezar la “campaña” o modo arcade se pasa en un suspiro, es realmente corta. Incluso en modo difícil podría costarnos menos de una hora superarla con alguno de los personajes, bien es cierto que la experiencia es distinta a nivel jugable con cada uno de ellos. Por otro lado, si por algo son conocidos los shmups además de por su lluvia de tiros, es por la gran cantidad de powerups que pueden conseguirse durante las partidas, y que vuelven el juego mucho más dinámico. Esto no está presente en Rival Megagun donde es muy probable que podamos ver un powerup con enfrentamiento, o ninguno, y francamente es un poco confuso saber lo que conseguimos con ellos dado la poca frecuencia.

Es una pena que con lo bien medida, balanceada, y diseñada que está la parte PVP del juego, no se haya podido dar ese extra de trabajo que hubiera conseguido un modo arcade más largo, y más dinamismo en nuestras partidas. Rival Megagun confía quizá demasiado en nuestros rivales para aportar todo lo que el juego deja a medias. Estamos convencidos, de hecho lo hemos comprobado, que los enfrentamientos entre jugadores pueden ser tremendamente divertidos e hilarantes, pero dejan la sensación demasiado nítida de poder haber sido mucho mejores, con más tiempo y con más dinero seguramente.


Duración

Como ya hemos señalado antes el modo arcade de Rival Megagun se pasa en un suspiro, pero claro ahí está su modo cooperativo sea de sofá u online, para aportar horas y horas de juego. Por extraño que parezca hablando de un juego tan “chapado a la antígua” el modelo GAAS podría funcionar, y que se fueran añadiendo escenarios, nuevos personajes, y más fases para el modo arcade podría sentarle muy bien. Sea como fuere nos alegramos enormemente de las capacidades online de un juego tan modesto, tras haber comprobado como otros títulos de corte un tanto más elevado no incluían esta opción (hola Nickelodeon Kart Racers). Para añadir un poco de chispa se han incluido elementos desbloqueables en forma de cartas que profundizan en el lore del juego, o elementos para customizar nuestra nave.

Como cualquier juego enfocado al PVP la duración de Rival Megagun es difícil de medir, y si el juego logra encontrar una buena comunidad competitiva que lo respalde puede llegar a ser un pequeño hit como ya hemos llegado a ver con títulos como Laser League. Lamentablemente creo que se tendría que haber apostado un poco más fuerte, y que el contenido de salida es un tanto insuficiente para mantener a muchos jugadores atados a la pantalla, ojalá nos equivoquemos porque como ya hemos dicho un par de veces, el PVP tiene un potencial enorme.


Conclusión

Rival Megagun es un diamante en bruto, una prueba de concepto que parece pedir a gritos más trabajo e inversión, pero también una base de juego sólida que merece nuestra atención. Si sois aficionados al género creo que merece la pena darle una probada, ya que tampoco es que haya una gran profusión de juegos por el estilo cada año. No sabemos cuales son los planes de Spacewave Software, pero como ya hemos señalado antes creo que estamos ante el juego perfecto para ser mantenido mediante actualizaciones agregándole más contenido. 

No nos queda otra cosa que esperar que el propio estudio creador de Rival Megagun, o quizá otro recoja el testigo e insista con este concepto que en la era de oro del juego online podría tener un éxito quizá inesperado. En cuanto al juego que nos ocupa que sin duda es notable, debemos agradecer que haya intentado dar un giro lúdico y desenfadado a un género al que se le hace demasiado poco caso hoy en día. 

*Agradecemos a Degica Games habernos facilitado el material para realizar este análisis.

7.2
Bueno

Lo Mejor

  • El concepto de juego huele a hit
  • Control preciso

Lo Peor

  • Necesita más trabajo, y desarrollo para sus ideas
7.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
6 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Alberto

Seguero (muy) resentido, Xbot desde 2007.

Deja una respuesta

Análisis de Rival Megagun

por Alberto tiempo de lectura: 6 min
0