Análisis de Neverwinter Nights: Enhanced Edition


Invéntate un mundo, imagina como serán los personajes y los monstruos que estarán dentro del mismo, planea una aventura no exenta de obstáculos con un mapa general y establece un contexto a la hora de subir de nivel. ¿Ya lo tienes? Entonces ya no puedes escapar de Dragones y Mazmorras. Lo que comenzó siendo un nicho, se convirtió a posteriori en un fenómeno imparable con millones de seguidores en su haber. Un fenómeno de masas que dio el pistoletazo de salida allá por la década de los 70 y que sigue poniendo a prueba la imaginería del ser humano.

Su importancia ha sido tal que se han llevado a cabo series de televisión, adaptaciones a la gran pantalla y decenas de videojuegos que han conseguido hacer historia. Una historia que siente la necesidad imperiosa de rememorar ciertos hábitos para con el género de rol. Y si no que se lo digan a la gente de Beamdog, un estudio formado por antiguos miembros de BioWare, y su deseo por adaptar algunos de los momentos más gloriosos de nuestro pasado. Porque remasterizaciones como Baldur’s Gate y Planescape: Torment se escudan en dicho deseo a golpe de nostalgia y en la idea de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Ahora, tenemos que sumar a esta suerte de ecuación Neverwinter Nights: Enhanced Edition y la caída de una ciudad próspera a manos de una plaga voraz: la Muerte Aullante.


Apartado técnico

La historia de los videojuegos tiene mucho que contar a través de aquellos motores gráficos que han dado forma a lo que luego hemos podido disfrutar con tanta solera. Aunque para solera, la que ostenta el sempiterno Unreal Engine, que desde hace décadas, ha ido evolucionando por medio de nuevas funcionalidades.

No tan conocido es el polivalente Aurora Engine, sucesor espiritual del Infinity Engine y una muestra de poder si se encuentra en las manos adecuadas, sobre todo si nos amparamos en su enérgico editor. Un motor que a pesar de estar en desuso, tiene en su haber una herramienta capaz de elaborar campañas enteras con sus propias misiones, diálogos y secuencias cinemáticas.

Es de esperar que, 17 años después, esa energía se haya consumido con el fin de dejar el paso a motores más capaces. Por ende, no podía esperarse demasiado con esta puesta al día de Neverwinter Nights a pesar de llevar el sello de Enhanced Edition. Sí, la mejora en la resolución de las texturas es más que patente, del mismo modo que una interfaz levemente retocada para así facilitar el uso de los mandos. Sin embargo, un poco de maquillaje no va a esconder unos orígenes que ahora son sumamente modestos. Una modestia que, de forma irónica, es víctima de varias bajadas en la tasa de fotogramas, amén de unas secuencias de vídeo que delatan su baja calidad.

Está claro que la labor de Beamdog no justifica la etiqueta que nos ocupa. Aún con todo esto, es justo decir que la banda sonora es tan buena como se recordaba, especialmente si afinamos el oído en aquellos temas que derrochan tanta épica y rimbombancia como la historia que nos quiso contar la gente de BioWare en su momento.


Jugabilidad

Basado en las reglas de la tercera edición de Dragones y Mazmorras, Neverwinter Nights: Enhanced Edition reniega de la aparente accesibilidad impregnada en el mercado actual para así no llevarnos de la mano en ningún momento. Su diligencia por poner sobre la mesa multitud de opciones en un intento por hacer cada viaje una experiencia distinta a la de cualquier otra, es lo que lo convierte en una obra que tal vez no sea apta para todos los públicos.

BioWare cedió el mando a los jugadores con el lanzamiento de su retoño en el año 2002. Les otorgó poderes absolutos para hacer de jueces o verdugos. De hecho, tomaron un papel fundamental en el devenir de su ciclo de vida comercialmente hablando. Un ciclo que, casi dos décadas después, no ha llegado a su fin gracias al desarrollo de miles de historias que, en algunos casos, son mucho más capaces que las del título base. Un hito que ni tan siquiera la secuela a cargo de Obsidian Entertainment ha conseguido emular.

Uno de mis mayores miedos con este RPG de vista isométrica y su nuevo resurgir como remasterización al uso, residía, obviamente, en su adaptación para con las consolas de sobremesa. Porque es tanta la libertad así como la cantidad de opciones que porta por bandera, que limitar la acción en el fragor de la batalla a un puñado de botones, podría acabar en desastre.

Un miedo que, afortunadamente, ha acabado siendo infundado, ya que no consigue desbordarnos en ningún momento. El mapeado de controles para con nuestros mandos cumple con su cometido, y aunque no podemos esperar la agilidad que sí nos proporciona la combinación de un teclado y ratón, la experiencia a la hora de hacernos a las armas acaba siendo satisfactoria.


Duración

¿Existe algo que se pueda definir como infinito? Puede que las estrellas mueran al cabo del tiempo, pero dudo que ni el más sabio sea conocedor del fin de todo los caminos para con la obra que nos ocupa. Sí, Neverwinter Nights es lo que quizá se acerque más a algo que no tiene un final. Porque si su historia principal no es capaz de saciar nuestro apetito más voraz, siempre podemos dejarnos llevar por medio de sus expansiones.

¿Que eso tampoco os parece suficiente? ¿Hace falta que os recuerde que el polivalente motor Aurora Toolset permite la creación de mapas o incluso módulos para así poder diseñar nuestras propias historias? Tanto es así que la comunidad del juego ha demostrado sobradamente, a lo largo de todos estos años, su buen hacer con tantos contenidos que no solo mejoran la experiencia del título original, sino que también ofrecen aventuras capaces de palidecer el trabajo de la propia BioWare.

Y la imaginación del ser humano no tiene límites a la hora de dar rienda suelta a su ingenio y curiosidad. Así lo ha demostrado a lo largo de todos estos años desde el lanzamiento de este NeverWinter Nights. Por ende, este servidor no es capaz de discernir un final para el mismo.


Conclusión

El paso del tiempo pasa de forma inexorable sin que exista una forma para evitarlo. Si bien, los hay que sobreviven mejor que otros. Hace ya 17 años que Neverwinter Nights y su dinámica de juego nos permitieron disfrutar de una de las mejores experiencias que nos ha dado el mundo fantástico de Dragones y Mazmorras.

Una experiencia que, en el caso de esta Enhanced Edition, resulta harto perezosa, ya que no mejora tanto como nos quieren hacer ver con su nueva etiqueta. En lo técnico y jugable, es bastante posible que esos 17 años no pasen en balde. Un factor que puede echar para atrás a toda una nueva generación de jugadores. En cambio, los más valientes sabrán encontrar en esta propuesta añeja un título que no solo vive de su pasado, sino que también es capaz de sobrevivir a través del tiempo para así ofrecernos nuevas historias que pasarán a formar parte de nuestros corazones, de nuestros recuerdos.

Recuerdos de aventuras pasadas vividas junto a nuestros compañeros de armas a golpe de espada y hechicería.

*Gracias Meridiem Games por proporcionarnos el material para la review. 

8
Muy bueno

Lo Mejor

  • Libertad y posibilidades abrumadoras.
  • Miles de contenidos a nuestra disposición que no ayudan a vislumbrar un final.
  • Una banda sonora tan buena como hace 17 años.

Lo Peor

  • Su pobre y errático acabado visual no hace justicia a la etiqueta Enhanced Edition.
  • Son tantas las opciones que tiene en su haber que quizá eso eche para atrás a muchos jugadores.
6 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
10 Duración
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

1 Comentario
  1. ⚔Evil Charly⚔

    8 diciembre, 2019 en 23:36

    Idioma español?o solo ingles

Deja una respuesta