Análisis de La LEGO Ninjago Película: El videojuego

Tras el gusto agridulce que nos dejó en los labios LEGO Worlds y el asalto a mano armada a nuestros bolsillos que representó LEGO Dimensions, TT Games y Warner Bors Interactive vuelven a la carga para darnos nuestra ración periódica de coloridos ladrillos de plástico. En esta ocasión viajamos a la fantástica ciudad de Ninjago que hace bien poco hemos podido ver en pantalla. Y es que el largo y casi trabaléngüico título del juego no es casual. La LEGO Ninjago Película es el film que hemos podido ver en cines y La LEGO ninjago Película: El videojuego es la versión jugable de la anteriormente mencionada cinta.

LEGO Ninjago

Ninjas, poderes elementales, mechas… ¡comienza la diversión!

De este modo, los personajes que controlaremos son los mismos que desfilaron en las salas de cine y las aventuras que viviremos serán las que estos protagonizaron. Independientemente de que esté inspirada en una película desenfadada, que tanto pequeños como mayores pueden disfrutar, nuestro consejo es verla primero y jugar el juego después, y evitar así destripes y vivir con mayor emoción las distintas fases que lo componen. Preparaos, pues, para disfrutar del característico sentido del humor que ha marcado la saga desde sus comienzos, pero atentos porque el juego nos ha sorprendido gratamente al haber implementado algunas jugosas mejoras que os desgranaremos a continuación.
Apartado Técnico
Resulta impactante en lo tocante a las cinemáticas, con una resolución a 4K que salta a la vista y se disfruta con un buen televisor a la altura. In game, el juego también luce a buen nivel, muy por encima de los mencionados LEGO Worlds y Dimensions. También es muy superior a estos en cuanto a rendimiento, sin ningún defecto técnico que empañe la experiencia a excepción de puntuales, y dilatadas en el tiempo, bajadas de frame bastante bruscas y molestas. A nivel visual todos los elementos están compuestos por las geométricas piezas de colores y, aún así, se consigue recrear la ciudad, y su selva colindante, con todo lujo de detalles y creando enormes y originales estructuras. La recreación del agua es el único punto flaco del juego, y teniendo en cuenta que en alguna ocasión tendremos que bucear y nadar, hubiese sido un acierto que el líquido elemento tuviese el mismo nivel que el resto.

LEGO Ninjago

En el nivel de bonificación, podremos destruir Ninjago cual Godzilla enfurruñado.

A nivel sonoro queremos empezar por la localización, con un perfecto y profesional doblaje a nuestro idioma, así como la traducción de todos los textos, algo que viene siendo marca de la casa y que esperamos que mantengan como costumbre. Musicalmente no hay reproche alguno sino todo lo contrario, ya que el juego incluye las composiciones de la película original, las cuales son divertidas, marchosas y acordes con la temática y la acción que transcurre en pantalla. Los efectos de sonido tampoco le van a la zaga, con explosiones, golpes, láseres, disparos de energía y toda una colección de samples que dan el punto de espectacularidad que el juego reclama.

Para acabar con este apartado tenemos guardada una de cal y otra de arena para TT Games, el estudio desarrollador. En el lado malo de la balanza están las pantallas de carga, con unos tempos tan dilatados y desesperantes que te permiten incluso hacer gestiones administrativas entre fase y fase. Esto no es nuevo, en entregas anteriores ya se hacían cansinos, pero es en Ninjago Película en el que TT Games se ha coronado con el dudoso título de tener en su catálogo el juego con los tiempos de carga más largos que podemos recordar en la redacción. En el lado bueno de la balanza está el sistema de guardado de partida, el cual por fin es totalmente automático y fiable. Automático porque el juego guarda directamente tu partida en cada punto de control (como es normal y como hasta ahora no hacían los juegos de LEGO) y fiable porque la partida no se corrompe ni pierdes los avances si sales del juego sin haberlos guardado manualmente, con la frustración que esto genera.
Jugabilidad
Los seguidores de los juegos de LEGO ya se estarán frotando las manos al pensar en revisitar las mecánicas jugables que han convertido a la franquicia en una referencia cuya piedra angular son los coleccionables a gogó. Pues bien, haberlos haylos, pero han sido reducidos y redistribuidos de un nuevo modo. Los ladrillos amarillos seguirán siendo numerosos, pero los ladrillos rojos pasan a ser pergaminos. Es en estos en los que se ha metido la tijera, reduciendo su número a nueve, lo que no es ninguna mala noticia, ya que la mayor parte de ladrillos rojos que se incluían en otros juegos eran casi puro relleno salvo los multiplicadores de piezas. Pero además, la novedad principal es que ya no tendrás que jugar cada fase de la campaña más de una vez para reunir todos los coleccionables, porque los escenarios de los diferentes niveles son los mismos que los del mundo abierto, en donde es mucho más satisfactorio y dinámico buscarlos.

LEGO Ninjago

Las misiones secundarias son puro relleno.

Otra gran novedad es la depuración del sistema de combate. Ahora morir no solo penaliza en la pérdida de piezas de LEGO, sino que pierdes también el multiplicador que consigas al ejecutar combos. Esto añade un plus de exigencia por parte del usuario a la hora de encarar los combates, siendo así más celoso a la hora de perder vidas y premiando a los más habilidosos. Sin embargo hay cosas que siguen renqueando, como por ejemplo las misiones secundarias, prescindibles sin cabida a debate, sin gracia e insultantemente sencillas.

Los controles son intuitivos y están bien calibrados, aunque la curva de dificultad es lo más parecido a un encefalograma plano. Quedarse atascado es prácticamente imposible gracias al indicador de ruta que tendremos en pantalla en todo momento y lo único que nos complicará la vida es la obtención de algunos coleccionables que nos obligarán a tirar de paciencia e ingenio. Debemos dejar patente que jugar a LEGO Ninjago es muy divertido, que engancha al mando y que el grado de disfrute se multiplica en compañía… peeero, otra vez TT Games ha decidido dar carpetazo al coopertivo online, algo del todo incomprensible cuando ya estaba disponible en el anterior LEGO Worlds. Encima se han incluido tres modos de juego de arena competitivos para hasta cuatro jugadores simultáneos, pero claro: en local. En fin, un despropósito que deberían añadir en futuras entregas, más que nada porque a los fans les duele la boca de pedirlo.
Duración
Alrededor de los tres centenares de coleccionables encierra el código de LEGO Ninjago, cifra algo inferior a sus predecesores y cuya recolección se ha agilizado enormemente gracias a la sincronización de los que recoges en los niveles de la campaña y los del mundo abierto. Completar la historia nos llevará entorno a las seis u ocho horas, no obstante completarlo al 100 % te catapultará a las quince o vente horas, dependiendo de tu pericia.

LEGO Ninjago

Al fin el sistema de combate aporta diversión y variedad.

Visto así parece un juego extenso y duradero, no obstante hay que tener en cuenta que títulos de LEGO anteriores te podían llevar a superar las treinta o cuarenta horas, con lo que queda patente que la duración se ha visto considerablemente recortada. Lo más sangrante es que si hubiesen integrado la opción online en las arenas competitivas, la falta de tiempo en completar campaña y coleccionables se habría visto compensada, porque a pantalla partida necesitas cuatro mandos y cuatro amigos en casa para sacarle partido, sin olvidar que así se pierde toda la gracia al poder seguir los movimientos de tu rival echando un rápido vistazo a su segmento visual de la pantalla.
Conclusión
Conservador pero novedoso. La LEGO Ninjago Película: El videojuego representa un paso adelante en la franquicia y tiene todos los alicientes para convertirse en un juego de acción y plataformas de referencia para todos los públicos. Los seguidores de estos juegos se lo van a pasar pipa con él y pocas pegas podrán encontrarle.

LEGO Ninjago

Los poderes elementales serán imprescindibles para avanzar en el juego

Recordad que los juegos de LEGO no tienen como objetivo sentar ningún benchmark en la industria, sino que se proponen divertir sin pretensiones y con un inocente, y en ocasiones gamberro, sentido del humor. LEGO Ninjago lo consigue con creces y allana el camino para que las nuevas entregas de la serie mejoren y alcancen cotas de calidad que les haga superar las puntuaciones de sietes y ochos que suelen atesorar, como media, en los medios especializados. Estaremos atentos al LEGO Marvel Superhéroes 2 que no tardará en aterrizar en nuestras consolas y ese será el momento de comprobar si TT Games puede superar el listón que ha fijado con su Ninjago Película. Nosotros, desde luego, así lo esperamos.

*Nota: Agradecemos a Warner Bros. Interactive el código del juego y material para esta review.

8

Lo Mejor

  • Al fin los combates se vuelven emocionantes.
  • El sistema de guardado automático.
  • Luce perfecto a nivel visual sobre todo en las cinemáticas, extraídas de la película.
  • Traducido y doblado íntegramente al español.

Lo Peor

  • Tiempos de carga desesperantes.
  • Demasiado corto para ser un juego de LEGO.
  • Las misiones secundarias, totalmente prescindibles y anodinas.
  • ¡Multijugador online de una santa vez, por favor!.
8 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Antonio

Adicto a coleccionar logros, entre partida y partida también le dedico tiempo a la narrativa, como lector y como escritor.

Deja una respuesta

Análisis de La LEGO Ninjago Película: El videojuego

por Antonio tiempo de lectura: 6 min
0