Análisis de Destiny 2: Shadowkeep


La historia de Shadowkeep se centra en una fuerza misteriosa que despierta en el corazón de la Luna. Eris Morn, la cazadora y miembro de la vanguardia que ayudó a los jugadores a derrotar a Crota y Oryx en Destiny 1 , parece haber descubierto algo muy oscuro que está reanimando a viejos enemigos del pasado.

Shadowkeep está plagado de viejos rivales resucitados: Crota, Ghaul y Oryx son sólo algunos ejemplos que se manifestarán en forma de pesadillas revividas por la oscuridad que ahora gobierna la luna. Parece que el origen de esta maldición está en una siniestra estructura llamada La Pirámide y nuestra misión en el juego será desentrañar sus misterios y detener el avance de las pesadillas por toda la galaxia.

La franquicia Destiny es toda una leyenda, hasta tal punto que incluso puede presumir de ser el segundo juego más vendido de 2017; poca broma. Se trata de uno de esos juegos enormes que sólo vemos florecer cada cierto tiempo. Por desgracia, y aunque me duela reconocerlo, su trayectoria ha sido muy desigual. Una montaña rusa de emociones y decepciones.

Destiny 2 se lanzó el 6 de septiembre de 2017, dando a los jugadores mucho contenido, una campaña espectacular y una enorme cantidad de actividades que disfrutar. Pero como todos sabemos, la comunidad es voraz, y ni todo el contenido del mundo sería capaz de saciar a unos jugadores con las expectativas altísimas y mucho tiempo libre. Y es que la clave de este tipo de juegos está en el End Game y ahí es donde todo frenó en seco. Los jugadores no tenían más exóticos que descubrir o misiones secretas que superar, y el esfuerzo y la predisposición por parte del usuario de dedicarle horas, pierde toda razón de ser.

Pero llegó el contenido de año 1 y la cosa aún podía empeorar: La Maldición de Osiris y El Estratega era el revulsivo que precisaba Bungie, el gran empujón que el juego necesitaba, pero la realidad fue otra y crítica y público se pusieron de acuerdo: desastre estrepitoso. Y es que acabaron siendo muy superficiales, con áreas jugables decepcionantes y promesas que nunca fueron cumplidas.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Mirar hacia el futuro siempre nos devuelve al pasado

Era una evidencia: Destiny 2 estaba en serios problemas. Jugadores aislados, monetización agresiva, expansiones desilusionantes. Entonces llegó el año 2, y con él Renegados. Éste nuevo contenido supuso un buen soplo de aire fresco, pero ya era tarde y los datos de ventas no reflejaron ningún reflote a pesar de sus buenas críticas. Tras todos estos problemas, Activision consideró que uno de los errores que estaba afectando a las ventas era el hecho de que la comunidad de Destiny 2 se sentía defraudada: fueron muy críticos con su monetización y publicación de contenido. Esto provocó una postura pasiva por parte de los jugadores. Bungie ya jugó su última carta y su romance con Activision tocaba a su fin.

Después de protagonizar un divorcio digno de las mejores estrellas de Hollywood, Bungie por fin puede disfrutar de su libertad (y por el módico precio de 164 millones de dólares). Shadowkeep es su primera publicación como “soltero”, pero no la única, ya que acompañando esta nueva expansión, nos llega “Destiny 2 New Light” la nueva y esperadísima versión Free 2 Play de la que próximamente os hablaré largo y tendido en esta casa.

Pocos juegos engloban una cantidad de contenido tan abrumadora, un contenido AAA que en su día llegó a costar 100€ y que ahora todo el mundo puede disfrutar. Quizá alguien se sienta estafado, pero el pasado es pasado y aprender de los errores es inteligente. Así que Bungie una hace retrospectiva cargada de autocrítica con la intención de construir unos cimientos sólidos que asienten las bases de un futuro nuevo y prometedor para su franquicia estrella.

Es el momento de que una nueva luz surja de entre la oscuridad para que el auténtico rey de los Shooter Looter reclame su corona. Es el momento de cambiar, es el momento de redimirse, es el momento de “Shadowkeep”.


Apartado Técnico

Tratándose de un DLC, puedes pensar que Shadowkeep aporta poco y quizá sea cierto. Pero también es verdad que su puesta al día es tan palpable como evidente. Es uno de esos juegos que te deja con la boca abierta, que te invita a admirar el paisaje y que refleja que cada rincón está minuciosamente cuidado al detalle. Técnicamente da la talla y nos sorprende con una mejoría notable en ciertos aspectos como su iluminación. Sencillamente espectacular.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Y como es de esperar, Shadowkeep mantiene un altísimo nivel gráfico, desde una ambientación que nos eriza la piel, hasta esos increíbles escenarios que nos confirman que, respecto a juegos de ciencia ficción o futuristas, Bungie son auténticos maestros. Un trabajo poco reprochable y muy bien pulido.

Las nuevas áreas que encontramos en la Luna, conocidas como ‘‘La Fortaleza Escarlata’’ y ‘‘La Pirámide’’, ponen ante nuestros ojos un imponente despliegue de gráficos que nos hacen sentir estar formando parte de algo enorme. Son imponentes, a la par que terroríficas. Mención especial a su apartado sonoro. 

Shadowkeep incluso coquetea con el terror. Prepárate, te llevarás algún susto

Bungie no son nuevos en esto, su experiencia les avala y el trabajo técnico detrás de Shadowkeep no refleja grandes cambios, pero la puesta al día es evidente, esto hay que encomiarlo. El excelente empeño puesto por el desarrollador nos garantiza una inolvidable experiencia de juego. Definitivamente, Bungie es incuestionable en ese sentido. No nos decepciona.


Jugabilidad

Sin duda alguna, lo más destacado que encontrarán los jugadores más veteranos es la gran reestructuración a la que se ha visto sometida el juego. Es el juego de siempre, pero diferente: cambios en el sistema de progresión, pase de batalla, armaduras 2.0, artefacto de temporada, nuevo sistema de monetización, más modos de juego, cross save, etc.

De primeras puede ser abrumador, así que empezaré, como no, por el principio. Y es que nada más comenzar nuestra nueva aventura en la Luna, la primera sorpresa que nos llevamos es que todo nuestro equipo verá su nivel de luz aumentado hasta 750, marcando esta cifra como el poder más básico para todo el juego (no solo para Shadowkeep) y para todos los jugadores (tanto para los que compran como para los que no). Esta subida de nivel se aplica a todo tu inventario, así que si tenías viejas armas que quedaron rezagadas en tus anteriores partidas, estás de enhorabuena: es un buen momento para devolverlas a la vida.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

El segundo detalle importante es la eliminación del nivel de experiencia de personaje, a favor del pase de batalla, del que te hablaré más tarde. Toda la experiencia que acumulamos, se invierte en subir niveles para el mencionado pase de batalla, con un total de 100 rangos máximos. Un sistema muchas veces visto antes en otros juegos como Fortnite o Black Ops 4. En cada nivel que ascendamos, tendremos dos tipos de recompensas: una gratuita para todos los jugadores y, además de ésta, otra premium a la que tendrás acceso si tienes activado el pase de la actual temporada. 

Destiny 2 también verá grandes cambios a nivel de personalización gracias al nuevo sistema de “Armaduras 2.0” y el “Artefacto de temporada”, dos nuevas opciones que nos permitirán configurar nuestro equipamiento al detalle. Básicamente, la aportación de estos nuevos sistemas a la jugabilidad está en que nos da la la opción de preparar “builds” de una forma muchísimo más precisa, centrando nuestro personaje en la aptitudes que más nos interesen.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Empecemos por las armaduras. Ahora éstas pasan a tener 6 estadísticas: movilidad (aumenta tu velocidad de movimiento y altura máxima de salto), resistencia (incrementa la cantidad de daño que puedes aguantar antes de morir), recuperación (amplia la velocidad a la que se recupera la salud perdida), disciplina (reduce el tiempo de recarga de granadas), inteligencia (disminuye el tiempo de recarga de Súper) y fuerza (acorta el tiempo de recarga de tu habilidad cuerpo a cuerpo).

Sí, lo sé, algunas estadísticas no son nuevas. Pero ahora se detallan con un valor numérico, mientras que antes se usaban términos más ambiguos como ligeramente o considerablemente. Todas las piezas de armadura legendarias pertenecientes a Shadowkeep usan este nuevo desglose de stats, dejando esta nueva función al margen de todo el equipamiento anterior.

Este nuevo sistema de armaduras también añade opciones de personalización y no me refiero a cambios estéticos. Ahora nuestro equipamiento tendrá un nivel de energía que podremos mejorar con lumen y otros consumibles, incluso llegar a convertir la armadura en obra maestra. Estos puntos de nivel podremos gastarlos en una serie de bonificadores con una cierta limitación de coste: cuanto más beneficioso es el atributo, más energía requiere.

Por el momento, y tal y como detalló Bungie, no hay ningún plan inmediato para una hipotética Armas 2.0

Continuemos con El artefacto de temporada llamado «Ojo del Celador». Esta nueva opción la desbloquearás cuando alcances  el nivel 7 del pase de temporada y funciona de una forma muy similar al sistema de armaduras 2.0 que acabo de explicar. Básicamente se trata de un conjunto de perks o aumentos que se aplicarán a nuestras habilidades de manera permanente, como, por ejemplo, el incremento de aparición de munición pesada, perforación de escudos para nuestras armas, drop extra matando a enemigos concretos, etc.

Tendremos cinco opciones en cada una las cinco columnas. La primera columna nos da la oportunidad de seleccionar dos posibilidades de las cinco disponibles, todas ellas con un coste de energía concreto. Cada vez que ganemos una cantidad de experiencia determinada, no solo desbloquearemos una nueva columna con nuevas opciones, sino que se nos añadirá energía para poder activar más alternativas a nuestro gusto.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Se trata de una opción claramente dirigida al High End y a los jugadores más exigentes que quieren configurar sus estadísticas al milímetro. Si profundizamos en las entrañas del “Ojo del celador” descubrimos que puede resultar de muchísima utilidad a la hora de enfrentarnos a Asaltos e Incursiones, permitiéndonos diseñar una buena build.

Por desgracia, no todas las novedades de Shadowkeep son tan complejas: algunas son simplemente un añadido estético que aporta poco, como las ejecuciones. Éstas te dan la opción de terminar súbitamente con enemigos debilitados de una manera muy espectacular. Además proporcionan algunos beneficios tácticos como resistencia al daño durante un periodo corto de tiempo, ya que durante la animación nos vemos muy expuestos. Si bien es cierto que todo suma y hay potencial en esta nueva función, aún le queda mucha evolución por delante.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Donde también ha metido mano Bungie es en el sistema de monetización. Una de las cosas que más odiaba de Destiny (y que también he podido ver en otros juegos) es la segregación de jugadores que provocaba cada DLC que salía al mercado: o pasas por caja o te quedas estancado. En el pasado, los que sacaron la cartera no solo tenían novedades, sino mejor equipo, provocando una gran diferencia entre los que pagan y los que no, una brecha insalvable. En definitiva, pagar por continuar jugando. Eso se acabó.

Si bien es cierto que los que pagan reciben mejores contenidos y más recompensas, obvia y merecidamente, las nuevas zonas, los nuevos asaltos, los nuevos mapas del crisol, los eventos temporales, el pase de batalla, las patrullas, las Armaduras 2.0, etc estarán disponibles para todo el mundo. Lo repetiré otra vez por si no queda claro: a partir de ahora, con cada temporada tendremos nuevo y abundante contenido PARA TODOS.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Entonces, ¿qué ventajas tiene pasar por caja y comprar Shadowkeep? Pues principalmente la nueva campaña, las nuevas incursiones, y ciertos eventos exclusivos de temporada. Además del acceso a equipamiento exclusivo de esta ampliación, que jamás podrás tener si no pagas. La intención está clara. Si eres un entusiasta de Destiny, Bungie ha pensado cambiar las cosas para que merezca la pena comprar Shadowkeep, pero no hacerlo imprescindible ni imponérselo al resto de jugadores.

Respecto a la compra del pase de temporada, es una opción claramente destinada al High End, o aquellos jugadores que tengan como meta el nivel más alto y quieran superar mucho el Soft Cap (nivel máximo oficial al que puedes llegar fácilmente durante la progresión normal de juego). Si no tienes pensado dedicarle muchas y no eres ese tipo de jugador hardcore, el pase de temporada te aportará poco.

Según Bungie, la intención del Pase de Temporada es recompensar a los que más horas dedican a Destiny 2

Personalmente, creo que Bungie da en el clavo ofreciendo alternativas diferentes de pago para cada perfil de jugador. Puedes disfrutar gratis de un juego inmenso plagado de contenido o comprar una expansión si tienes ganas de más o si quieres disfrutar de su contenido exclusivo de una manera más casual. Pero también se te da la posibilidad de comprar un pase de temporada que te dará un buen empujón si lo que buscas son experiencias de muy alto nivel.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Por último, y para finiquitar el asunto de la monetización, hay que matizar cierta información sobre precios y pagos. Shadowkeep incluirá el pase para la actual temporada de forma gratuita para todos, mientras que la próxima temporada que dará comienzo en enero, pasará a ser de pago. Cada temporada tendrá una duración de tres meses con un total de 4 temporadas al año. Cada una de ellas podrá comprarse por separado por un precio de 10€ o un pase anual que incluirá todo el contenido de un año por 40€. 

Pero hay muchísimas novedades más: cambios importantes en su meta juego, nuevos modos PvP, cross save, contenido semanal… Quiero centrarme en lo más importante, demasiado como para ser desglosado todo por aquí. Y no tenemos todo el día, El Bastión Escarlata nos espera.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep


Duración

La duración de Shadowkeep es tan ambigua como difícil de determinar. Cualquier jugador habitual sabrá de lo que hablo. Así que voy a intentar afrontar este apartado con dos supuestos, el del jugador casual y el del jugador hardcore.

Si afrontamos Shadowkeep de una forma casual, jugamos de manera esporádica, disfrutando del juego a un ritmo tranquilo, sin misiones secundarias ni eventos públicos ni misiones heroicas podremos terminar la campaña de Shadowkeep en aproximadamente 8 horas. Una cantidad que, si te recreas por el camino, puede alcanzar las 20 horas. Una cantidad generosa si tenemos en cuenta que se trata de un DLC. 

Sin embargo, si nuestro espíritu de juego es más hardcore y buscamos equipamiento excepcional concreto, farmeamos componentes y nos lanzamos de cabeza con la incursión, su duración es inconmensurable. Las actividades de High End son abundantes y muy exigentes y el simple hecho de estar preparado para acceder a ellas es ya de por sí todo un reto que puede suponernos una gran inversión de tiempo.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep


Conclusión

Shadowkeep es mucho más que un simple DLC. Es una profunda reestructuración a un juego que pedía ayuda a gritos para no caer en el olvido. Y es que después de la salida de Activision por parte de Bungie, los fans no auguraban un buen futuro para el juego. Se equivocaban. Destiny 2 esta muy vivo y Bungie quiere convertir su saga en una proyecto a largo plazo que perdure a través del tiempo.

Un regreso triunfal por partida doble: una nueva versión f2p que levanta mucha curiosidad entre aquellos que no llegaron a jugar en su día, llenando de sangre nueva los servidores y reviviendo la llama de la comunidad. Y al mismo tiempo, cambios importantes que dejan muy buen sabor de boca entre los más adeptos al juego. Todo ello con un nuevo sistema de monetización que permite pagar justamente por lo que juegas, sin más.

Pero, al igual que la luna, Shadowkeep tiene una cara oculta. Y es que mientras en el interior todo lo que encontramos son cambios, el exterior provoca un flashback constante. Todas las horas dedicadas a Shadowkeep han sido un “esto ya lo he vivido”. Bungie ha abusado a la hora de reciclar material de Destiny 1. Hay cosas nuevas, sí, pero por momentos parece que estamos jugando a Destiny 1. Enemigos rediseñados, pero que son los mismos. Y muchas ubicaciones, como por ejemplo «El Tempo de Crota» siguen ahí, y han soportado muy bien el paso de los años. Incluso la nueva incursión está sacada también de Destiny 1. Si no eres un jugador veterano, quizá sea un detalle irrelevante, pero entiendo que a un sector de jugadores les pueda parecer excesivo.

Análisis de Destiny 2: Shadowkeep

Esto tiene dos lecturas que cada uno pude elegir a su gusto. Por un lado, puede ser un guiño a los orígenes de la saga o una sutil metáfora con la que Bungie quiere representar el regreso a sus raíces, un «back to basic» en toda regla. Pero también se puede interpretar como algo repetitivo, volver a cobrar dos veces por lo mismo o trabajar bajo la ley de mínimo esfuerzo. Puedes hacer la lectura que quieras, pero tan cierto es decir que gran parte de Shadowkeep es reciclado de Destiny 1, como que es una expansión magnifica que prácticamente podemos considerar como un juego nuevo (contradictorio, lo sé, pero es así).

Y una vez más, Bungie vuelve a dejarse para septiembre la misma asignatura del curso pasado: la narrativa de Shadowkeep es superficial y plana. Es cierto que tenemos la sensación de vivir experiencias épicas y formar parte de un lore muy elaborado, pero la campaña no deja de ser un recadeo constante disfrazado de hazaña heroica. Espectacular y con una puesta en escena muy épica, sí, pero intrascendente. No hemos avanzado nada en la narrativa, al contrario, ha bajado un par de escalones con respecto a “Renegados”, que tuvo personajes interesantes y una buena trama mejor desarrollada. Un pequeño tirón de orejas en este sentido.

Por lo demás, Shadowkeep es justo lo que necesitaba Destiny. Un regreso a sus origenes, con muchos cambios, novedades y una buena reestructuración profunda. Sin duda, Shadowkeep sienta las bases de un futuro prometedor para la saga e ilumina el camino a seguir por parte de Bungie.

8
RECOMENDADO

Lo Mejor

  • Cambios muy necesarios
  • Iluminación espectacular
  • Nuevo sistema de monetización

Lo Peor

  • Toma demasiadas cosas de Destiny 1
9 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7 Duración
Facebook Twitter E-mail
Lobato

Pacense y Lusitánico de Sangre. Otro Músico Frustrado "Nós ossos que aqui estamos pelos vossos esperamos"

Buscar

Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Search in pages
Filtro por categorías
Actualizaciones
Análisis
Análisis Windows 10
Aplicaciones
Avances
Comunicados
Destacada
E3 2019
E3 2020
Editorial
El Rincón del Lector
Entrevistas
Exclusiva
Gamescom 2019
General
Guías
Hardware
Juegos
Mods
Multimedia
Nota de Prensa
Noticias
Ofertas
One Opina
PC
Podcast
Retrocompatibles
Slider
Sorteos
Tiendas
Xbox Game Pass
Xbox Live
Xbox One
Xbox One X
Xbox Scarlett