Análisis de Creepy Road


Son muchos los títulos que se remontan a la idea del videojuego clásico, en el que el desplazamiento lateral y un puñado de enemigos a los que destruir son los ingredientes principales para amontonar horas de diversión frente a una pantalla. Esta es sin duda la apuesta de Creepy Road, título desarrollado por Groovy Milk que, con una estética muy personal, nos presenta un shooter en 2D a la antigua usanza, pero aporta un toque personal en su puesta en escena.

En Creepy Road nos pondremos en la piel de Flint Trakera, un camionero que sufre un accidente mientras regresa a su domicilio en la ciudad de Dustburg de uno de sus encargos. Tras levantarse, Flint se ve rodeado de siniestros animales sedientos de sangre y personas que han perdido la cabeza que utilizarán todos los medios de los que disponen para acabar con su vida. Así, Flint se ve envuelto en una aventura en la que tratará de escapar para reunirse con su amada Angie, domadora de osos panda en Dustburg.

Con esta premisa, Creepy Road nos lanza a un mundo hostil en el que tendremos que sobrevivir como podamos… Si podemos.


Apartado Técnico

Sin duda alguna este es el aspecto que más destaca en Creepy Road. El título nos ofrece una estética cartoon que resulta muy llamativa desde el primer momento. Con unos diseños que pretenden mezclar lo divertido con lo siniestro, encontramos unos personajes muy bien trabajados, diferentes y ricos (unos 30 modelos de enemigos distintos), a los que hay que añadir unos escenarios que acompañan esta estética y que están también repletos de detalles.

En cuanto al apartado sonoro, el título cumple con creces, si bien es cierto que los constantes gritos que lanzan Flint y nuestros enemigos cada vez que sufren daño pueden llegar a resultar molestos o, más que molestos, irritantes. En cualquier caso, todo en el apartado sonoro está orientado a dar emoción a un gameplay ya de por sí frenético, cosa que consigue con creces, incluso con demasiado entusiasmo en ocasiones.

Por otro lado, en Creepy Road encontraremos tanto las voces como los textos están completamente en inglés, aunque es cierto que no será un problema para entender el juego. Asimismo, la historia es de lo más sencilla, por lo que no os perderéis gran cosa si no entendéis bien el idioma.


Jugabilidad

Es en este apartado donde se le empiezan a ver las costuras al juego de Groovy Milk. Tristemente, son varios los problemas que detectamos mientras avanzan los niveles, derivados de la alta exigencia a la que el juego nos somete. Así, en un título que peca en exceso de llenar los escenarios de enemigos, vemos que en ocasiones los disparos que realizamos tardan en afectar al objetivo, por lo que perdemos cierta capacidad de reacción antes de ser golpeados. Esto es un problema porque la pantalla se puede llenar de enemigos en cuestión de segundos, más en dererminados momentos en los que no podremos avanzar hasta que hayamos acabado con todos ellos. Asimismo, un error que vemos durante el gameplay es la imposibilidad de apuntar en diagonal. Con tantos enemigos por delante, por detrás y sobre nuestras cabezas, consideramos un fallo el no poder realizar este tipo de apuntado.


El gameplay será muy frenético desde el primer nivel y Creepy Road es un juego de una exigencia muy alta. Precisamente por ello, el juego cuenta con selector de dificultad, con tres niveles: fácil, normal y difícil. No hemos probado el modo fácil, pero el normal ya resulta abrumador si no eres un experto en este tipo de juegos, no hablemos ya del modo difícil. Esta dificultad, sin embargo, se basa en la acumulación de enemigos en pantalla, por lo que muchas veces nos sentiremos agobiados y ciertas partes se nos antojarán algo injustas.

Más allá de estos problemas, Creepy Road nos ofrece un enorme arsenal con el que podremos destruir todo lo que se nos ponga por delante: pistolas, escopetas, lanzallamas, puños de hierro, bazookas, metralletas y, como no, granadas y hasta cócteles molotov. Además, todo hay que decirlo, el cambio de un arma a otra es muy rápido, así como el acceso a las granadas y cócteles molotov. Todas estas aras las iremos recogiendo según avanzamos, así como ciertos objetos que nos rellenarán la barra de vida. Como decíamos antes, todo está orientado al frenetismo y sin duda es un punto conseguido.

Mención especial y quizás lo mejor del juego son los jefes finales, muy variados, grandes (gigantescos, más bien) y desafiantes que, sin embargo, ofrecen un tipo de dificultad mejor balanceada que los escenarios en sí.


Duración

Otro punto en el que Creepy Road flaquea es su duración, ya que podremos superar el juego un poco más de cuatro horas, más si nos quedamos atascados en algúna zona. Por otro lado, el título no invita mucho a la rejugabilidad mál allá de los diferentes niveles de dificultad o si queremos superar nuestra propia marca en cada nivel, el cual tendrá una calificación según las bajas, el tiemo y las muertes que hayamos tenido durante el mismo.

Eso sí, el título tiene un precio reducido de 12,99 € que puede hacer que su escasa duración no nos pique tanto en el bolsillo, por lo que es una buena inversión en caso de disfrutar de este tipo de juegos.


Conclusión

Creepy Road es un juego que gustará a todos los amantes de los shooter en 2D pese a que tiene ciertas carencias en su gameplay. Sin duda, su punto fuerte es un apartado técnico muy elaborado con unos personajes, enemigos y escenarios muy bien trabajados. En definitiva, la apuesta de Groovy Milk desemboca en un título con buenas ideas pero que resulta ciertamente mejorable en muchos aspectos.

En cualquier caso, su precio de 12,99 € puede ser un aliciente para querer probar este juego.

6.8
BUENO

Lo Mejor

  • Un apartado técnico sublime
  • Gran variedad de armas
  • Los jefes finales son lo mejor del juego

Lo Peor

  • Problemas en los impactos contra los enemigos
  • Dificultad basada en la acumulación de enemigos
  • Se hace demasiado corto
8 Apartado Técnico
6.5 Jugabilidad
6 Duración
Javier Santos

Microsoft, Nintendo o Sony, cualquier plataforma es buena para pasarlo bien. Aficionado a la literatura fantástica y de ciencia ficción. La Historia es lo mío. Praise the Sun

Análisis de Creepy Road

por Javier Santos tiempo de lectura: 4 min
0