Los desarrolladores de Abatron no cierran la puerta a una versión para Xbox