Microsoft pasa de la guerra de consolas, este es su plan para conquistar el mercado