Microsoft reserva un pabellón completo, y anuncia el E3 más grande de su historia