Mike Ybarra insiste en que el objetivo de Xbox One X era facilitar las cosas a los desarrolladores