Ya son más de tres millones los jugadores que han jugado a Dying Light