Xbox Series X apunta a eliminar los tiempos de carga casi por completo