Turok vuelve con Escape from Lost Valley, un juego con perspectiva isométrica adorable