The Last Night sigue vivo pero su creador no puede hablar de él