Take Two se muestra satisfecha con las consolas instaladas