Sony tuvo miedo de que Microsoft quitase Minecraft de PlayStation