Sega advierte: No esperéis ver pronto un Virtua Fighter 6