Dos nuevos títulos ya son retrocompatibles en Xbox One