Ni PS5, ni Project Scarlett, David Cage apuesta por el streaming