Phil Spencer: La retrocompatibilidad ayuda a vender consolas