Spencer: «No queremos venderte una nueva consola cada dos años, buscamos lo opuesto»