Nintendo y Sony ocuparán cada una más del doble de espacio que Microsoft en el E3