Microsoft podría haber patentado un híbrido entre teléfono y tablet