Microsoft sigue mejorando su relación con los desarrolladores, y activa la certificación de parches en 24 horas