Microsoft no ganará dinero con cada Xbox One X vendida, pero tampoco dará pérdidas