Microsoft intentó comprar Bioware antes de que el estudio se integrara en EA