Microsoft está herida, disparad a las piernas y dejadla sangrar