Más estabilidad para la New Xbox One Experience en su última actualización