Más de 300.000 consolas se vendieron en la semana del Black Friday en UK