El director de Devil’s Hunt apuesta por no cambiar los mandos y ofrecer más potencia en Xbox Scarlett