Microsoft patenta al sucesor del mando Elite, y es completamente personalizable