La productora ejecutiva de Halo quiere hacer evolucionar la franquicia