La opinión del redactor: El largo camino hasta el anuncio de Fallout 4