La opinión del redactor: «El hype no vale para esta generación»