La nueva IP de RARE sería una aventura en tercera persona