Just Cause 4 tiene un nivel de detalle que no hemos visto nunca