Hazelight: «Puede que nuestro nuevo juego no venda mucho»