Halo Infinite: Visualmente impresionante pero sin olvidar su orígenes