Los Games with Gold de julio nos traen de vuelta un clásico de la generación pasada