Fuga de talentos en el equipo de Titanfall tras la compra por parte de EA