Fortnite registra su peor caída de ingresos desde el 2017