Fortnite se corona como el juego más lucrativo del 2019