Fable Legends: Difícil de explicar por ser «Increíblemente diferente»